20th Century Boys de Naoki Urasawa

Bueno, primera reseña que escribo. Y, aunque quizá para algunos resulte chocante, comienzo comentando un manga que, para mí, supera (y con ventaja) a varias novelas de misterio que he leído.

Sin embargo, antes de nada, quiero aclarar una cosa; algo muy importante que tiene que ver con aquello que llamamos prejuicios.

No todo el manga es sexo, peleas y partidos de fútbol épicos en los que el balón no alcanza nunca la portería. Hay tantos géneros de manga como puede haber de novela, y cualquiera puede encontrar algo que le guste. Tanto si te van las historias cursis de amores de instituto, como si quieres leer algo que te ponga los pelos de punta y te haga pensártelo dos veces la próxima vez que tengas que atravesar un parque por la noche.

Hay de todo, para todos los gustos y opiniones. Y os recomiendo que le deis, aunque sea, una oportunidad. No todo os va a gustar, pero, ¿a quien le gustan todos los libros que lee?







Autor: Naoki Urasawa
Título: 20th Century Boys
Traducción: Marc Bernabé y Verónica Calafell
Editorial: Planeta DeAgostini
Fecha de publicación: publicado originalmente en el año 2000; en España, en el año 2004.
PVP: 7.95 euros
ISBN: 8 431474054244



1973. Una escuela primaria cualquiera en un lugar cualquiera de Japón. Es la hora del almuerzo, y todos están comiendo mientras suena de fondo una música ambiental a la que nadie presta atención en realidad.
"Pensamos que algo pasaría... algo..."
La música ambiental cambia súbitamente al 20th Century Boy de T.Rex.
"Ni una maldita cosa sucedió".


20th Century Boys es la historia de unos adultos que, habiendo olvidado ya lo que es ser un niño, sus sueños, sus aspiraciones y todas las cosas que les hacían levantarse por las mañanas, se reencuentran de golpe con su infancia de la manera más brusca que cualquiera podría imaginar.

Kenji, el protagonista, posee junto con su madre una pequeña tienda de veinticuatro horas en un pueblo de lo más normal, donde ambos han pasado toda su vida. Su tiempo de divide entre cuidar a Kanna, la hija de su hermana desaparecida, soportar los reproches de su madre ("¡No deberías haber vendido la licorería que tu padre abrió con el dinero de tu abuelo!") y las eventuales visitas del representante de la cadena a la que pertenece su supermercado, que nunca está contento con nada, la mayor parte de las veces las tres cosas a la vez.

Tiene una vida común y corriente, más bien aburrida, que en nada se parece a lo que había imaginado que era ser adulto cuando era un niño.
Un día, un par de policías aparecen en su tienda. Están investigando sobre la desaparición del profesor Shikishima y toda su familia, unos vecinos. Dejando aparte el hecho de que no le pagaron el último encargo de bebidas que le hicieron, todo normal. Lo extraño es cuando Kenji va a casa de los desaparecidos a recoger las botellas vacías, y encuentra pintado un extraño símbolo que le recuerda a cuando era pequeño.
Poco más tarde, Donkey, uno de sus amigos de la infancia, se suicida. Al menos, esa es la versión oficial. Porque poco antes de morir, Kenji recibió una carta del mismo Donkey preguntándole si recordaba un símbolo. Un símbolo que consiste en un ojo con una mano encima.
Y que casualmente era el mismo que estaba en la casa del desaparecido profesor Shikishima.



Así es como comienza una historia que toma ritmo conforme avanza, con una trama que se complica según vas leyendo y unos personajes que evolucionan y cambian, y acaban haciéndose querer.
El protagonista, Kenji, es un auténtico antihéroe, un hombre de treinta y pico años que ni se ha casado ni parece tener opciones de hacerlo, inseguro, y que ha tenido que abandonar sus sueños de juventud (formar un grupo de rock, como los Rolling Stone) para ocuparse de sus responsabilidades (trabajar en su pequeño supermercado). Al principio cuesta creer que ese Kenji, en ocasiones ridículo y muchas veces patético, sea el mismo crío descarado y valiente que muestra el autor en los muchos recuerdos y flashbacks que aparecen a lo largo de todo el manga (que, al contrario que en el caso de muchos otros autores, Urasawa consigue hacer tan o más interesantes como el resto de la historia).

Pero que Kenji sea el protagonista no quiere decir que los demás personajes sean meros adornos hechos para realzarle, como ocurre tantas veces. Todos (desde el inteligente y algo excéntrico Donkey a la desaparecida hermana de Kenji) tienen sus personalidades, sus historias y sus razones, y son características, particulares e intransferibles. El autor consigue dar una credibilidad absoluta a todo lo que hacen y piensan, y nos los muestra como personas normales y corrientes, que por cada acierto cometen dos errores.

Por otro lado, la historia engancha. Terminas el primer capítulo con ganas de seguir leyendo, y el primer tomo histérica por comprarte el siguiente. La trama es tremendamente compleja (entre recuerdos, cambios de puntos de vista, viaje al pasado, viaje al presente, que si ahora estamos en la ONU, y de nuevo con Kenji), y aunque a veces cuesta recordarlo todo, no hay nada fuera de lugar, y todos los saltos desconcertantes que puede dar la historia están justificados y encajan con el resto a la perfección, antes o después.
Combina sin que le tiemble el pulso comedia, drama, terror e intriga, y además le añade unas buenas dosis de acción y ciencia ficción.

Quizá le falla algo el estilo de dibujo. Seamos sinceros; no es el más bonito del mundo. Pero está muy bien hecho, es realista, y todos y cada uno de sus diseños (los personajes, el escenario, todo) tienen personalidad y son imposibles de confundir.
Si me preguntaran por mi dibujante favorito probablemente elegiría a otro.
Pero si hablamos de autores de manga preferidos, este hombre, si no ocupa el primer puesto, está en el segundo.

LO MEJOR: Todo lo de ahí arriba.
LO PEOR: Son más de 20 tomos (sin contar la segunda parte, 21st Century Boys), que cuestan 7.5-7.95 euros cada uno, dependiendo de donde los compres. Para los que se preocupen por su bolsillo, en el Fnac salen más baratos.



Bueno, esta es mi reseña. Quizá me he pasado (ocupa unas dos páginas de Word), pero he intentado no dejarme nada por comentar. Muchas gracias por pasaros por aquí.

6 comentarios

  1. Sí que tiene buena pinta, sí. Le echaré un vistazo en cuanto pueda.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ¡Dios! No para de crecer la lista... pero eso de que sean más de veinte tomos :s sangra un poco jeje de todas formas lo apunto ;)
    Yo estoy empezando ahora con los cómics, pero por ahora sólo me fijo en los tomos únicos y la verdad como no tengo mucha idea... no sé a por cual ir que esté realmente bien. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Lo único que he leído de mangas son shojo... Me siento una ignorante respecto al tema xD.

    Me ha llamado mucho la atención. Que lo hayas catalogado como "thriller" me hace anotarlo en mi lista de pendientes para no olvidarlo.

    Una duda, ¿harán anime? (sí, soy más de animes que de mangas xD).

    ResponderEliminar
  4. Para Gabilu;

    no,no hay anime (que a mí también me duele, la verdad). Lo que hay es una película live-action, como hicieron de Death Note o Basilisk, que aún no he visto pero tiene MUY buena pinta.

    ResponderEliminar
  5. Hola chicas, soy Mallory. Llegué a vuestro blog porque mi hermano me lo recomendó, le he echado un vistazo y no he dudado en suscribirme. Me parece muy interesante.

    Yo de Naoki Urasawa solo he leído la saga Monster y he de decir que me encantó, la recomiendo sin dudas.

    No estoy de acuerdo en lo del dibujo, a mi me parece un excelente dibujante. Creo que al más puro estilo cinematográfico dogma, le da más importancia al guión y se libera de las florituras estéticas de otros shonen y quizás eso le da más valor a su historia... pero para gustos los colores ¿no? ;P

    Felicidades por vuestro blog, es genial...

    ResponderEliminar
  6. No es que me parezca malo, es más, al contrario. A lo que me refiero es que hay otros que me parecen más.. no sé, atractivos, como Nana o Vagabond. Eso sí, entre los dibujos de Mashashi Kishimoto y los dibujos de Urasawa, me quedo con los de éste. Y la verdad es que le pegan un monton al tipo de historia que escribe.

    Ayyy, Monster lo tengo en la lista, pero es que quiero comprármelo y... en fin,que con mi paga no me para todo u.u A ver si este Expocómic me animo pillo el primero (que para eso estoy ahorrando, xD).

    ResponderEliminar

Siéntete libre de decir y opinar lo que gustes, siempre desde el respeto.
Nada de SPAM, por favor.
Para consultar personales, escríbeme a correo: beliterature@gmail.com

¡Suscríbete y recibe la canción del silencio gratis!

* indicates required