La princesa de hielo de Camilla Läckberg

Parece que los suecos están de moda. IKEA, Stieg Larsson y su archiconocida trilogía Millenium y ahora Camilla Läckberg. ¿Que quién es esta mujer? Según QUÉ LEER es “una auténtica maestra de la intriga, el lenguaje y el retrato de los personajes”. Según mi modestísima opinión es “una escritora de best-sellers”.
Definición extraña, ¿eh? La matizaré entonces.
¿Qué quiero decir con esto de “escritora de best-sellers”? Pues bien. Como la mayoría de nosotros sabemos, esta clase de libros que recaudan ventas, ventas y ventas, lo hacen básicamente porque son ágiles, rápidos, interesantes hasta cierto punto y porque son lo que el público amplio y consumista demanda. Yo los devoro, no me interpretéis mal, pero reconozco que no son el culmen de la literatura, pero sí que me hacen pasar mejores ratos que alguno de los grandes (“Señor Unamuno, es usted un petardo”).
De todas formas, todo esto ya lo sabía yo desde antes de ponerme a leerlo. Aquí la señorita devoradora de libros me lo recomendó el año pasado y la verdad es que no había vuelto a pensar en él hasta que lo vi plantadito y bonito en una de las estanterías de la tienda y no pude resistirme. Me dije… ¿por qué no? Y hoy mismo lo acabo de terminar.
Así que… allá voy.

LA PRINCESA DE HIELO



Autora:
Camilla Läckberg
Título: La princesa de hielo
Título Original: Isprinsessian

Traducción: Carmen Montes Cano
Editorial: Ediciones Maeva y Embolsillo

Fecha: 2007
Precio: 20 € (rústica) y 10 € (bolsillo)
ISBN: 9788496748163

****


Redacción 4/5
Trama 3/5

Personajes: 3/5






Lo cierto es que, cuando leí la contraportada del libro, me encantó. Asesinatos, mentiras, traumas infantiles y un (más que posible) romance entre los protagonistas.
Después de la muerte de sus padres, Erica vuelve a su pueblo natal de nombre impronunciable... algo así como Fjällbacka, para encontrarse metida de cabeza en una investigación criminal al encontrar muerta a su mejor amiga de la infancia, Alexandra. A partir de ese momento, Erica y Patrik (el agente encargado del caso y enamorado de Erica desde que tenía 5 años) tendrán que averiguar, no sólo quién mató a Alex, sino además quién es el padre del niño que esperaba y quién está matando a más compañeros de la infancia.
A resumidas cuentas, esa es la historia.

Desde el principio, la trama es absorbente y la autora sabe manejar con maestría el recurso del “¿qué demonios ocurre aquí?”. Es una novela negra, de misterio, policíaca… llamadla como queráis. Es secretos y cuchicheos, personajes tan reales como tu vecina cotilla del quinto. Un microclima bien montado y estructurado. Una aventura no tan peligrosa como para no querer vivirla tú mismo.
La princesa de hielo es una novela para relajarse, evadirse y sumergirse en un caso trepidante y retorcido en el que descubres los instintos más oscuros de los seres humanos. En un pueblo donde todo el mundo se conoce y comenta, donde una niña preciosa cambia radicalmente su comportamiento y desaparece un año junto a su familia, donde el borracho del pueblo es un artista con magia en las manos, donde los miedos nunca desaparecen, las mentiras siguen presentes, los recuerdos son confusos…
¿Qué es lo que ha podido ocurrir para que Alexandra, esa niña bonita y agradable que siempre paseaba por ahí con la hija de los Tore, Erica, haya querido quitarse la vida?
No. Imposible.
Pero un momento… según las pruebas forenses es imposible que se haya tratado de un suicidio. Entonces…
No os voy a engañar. La novela no es nada del otro mundo. Una más entre su género. No hay personajes que destaquen por su personalidad y le falta un poco más de riesgo. Todo es demasiado tranquilo y nunca llegas a temer nada por los protagonistas. Quizás un mejor replanteamiento de la historia, el saber llevarla de mejor manera... La trama no está tan explotada como debería, pero tampoco se le puede considerar un mal libro.
Si os gustan novelas tipo En el blanco, de Ken Follet, o los libros de Millenium de Stieg Larsson estoy segura de que ésta también os gustará.
Si queréis desconectar de vuestras vidas, La princesa de hielo es una buena opción.

LO MEJOR: el desenlace. Es una historia curiosa y te quedas con la sensación de que leerla ha merecido la pena.
LO PEOR: Las poquísimas pistas que da sobre el caso... yo no sé vosotras, pero a mí me encanta intentar averiguar qué ocurre antes que los protagonistas. Aquí es imposible, los datos que pueden ayudarnos se dan solamente al final de la misma. Nada de cuentagotas.

Leara Martell

15 comentarios

  1. Muy buena reseña. No he leído el libro, pero lo tendré en cuenta. Yo me leí los dos primeros de la trilogía de Millenium, y estoy pendiente de la tercera.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. A mí el primero de Millenium me gustó mucho, pero el segundo la verdad es que me defraudó un poco. A ver cuándo le doy una oportunidad al tercero.

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Muy crítica la reseña. En realidad el libro siempre me ha atraído, aunque no he leído ni la primera reseña que me motive a sumergirme en él. Tal vez lo lea pronto, a ver que tal me va a mí.
    Yo quiero leer la trilogía de Stieg Larsson, lo tengo en mi lista con esas joyitas policíacas que pintan bien. Veré si los compro pronto.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola yo tengo muchas ganas de leer este libro, lo tenía fichado antes de Millenium, porque me apetecia leer algo ambientado en esa europa invernal y fría...Aunque comentas que es una novela más o menos normal, de vez en cuando aptece leer este tipo de novelas y me encantan los casos policiacos, jeje. Por cierto por fin he conseguido Choque de Reyes, pronto lo leere que emoción! ;. Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Pues me alegra saber que te enganchó y que pasaste un buen rato leyéndolo. Estoy de acuerdo contigo. No es una magnífica y brillante novela, pero entretiene y eso se agradece. Los personajes me gustan. También, como Stieg hace una crítica, aunque no tan directa, a la violencia de género (hermana de Erika). Aunque si tengo que elegir me quedo con Millennium. Adoro el personaje de Lisbeth aunque el tercero lo tengo parado desde dios sabe cuando. ¡Un besote! :P

    ResponderEliminar
  6. Lucas, el marido de Anna, ese sí que es un cabrón de mucho cuidao. Y la tía tonta de remate!! ¿Cómo puedes convencerte de que él te pega porque te quiere?

    Manda narices...

    Solo espero que alguna de ellas le hago un Lisbeth (léase, la bestialidad que la tía le hizo al sádico que le controlaba las cuentas!!!) ¡Cómo disfruté esa parte del libro!

    Marina!! Acábate el 3 de millenium y me dices si merece la pena!!! xDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  7. Pues mira, yo me leí este y los dos que le siguen y de los tres es el que más me gustó. Como tu dices se devoran y ya sabe uno más o menos la calidad de lo que va a encontrar, pero a mi me gusta intercalar en mis lecturas cosas "menos" exigentes.

    Y también me sacó de quicio Anna, y lo seguirá haciendo si continuas leyendo los demás.

    Hala, besotes guapa.

    PD. Ando detrás de "Cabaret", pero no lo he encontrado todavía.

    ResponderEliminar
  8. Precisamente eso es lo que yo hago, Booki, intercalar xD Mi próxima adquisición es el tomo 2 de la Torre Oscura... A ver si lo resisto!

    Anna sigue siento tan imbécil??? Pues la llevo clara xD

    Es raro lo de "Cabaret". La editorial es Planeta y se supone que tiene que tener una buena distribución O.o

    ResponderEliminar
  9. Hola gracias por comentar sin ponerte de anonimo, como mucha gente.

    No me gustan que critiquen mi forma de decir las cosas. Así que con mi misma jeta te he contestado leelo si quieres y si no no pasa nada.

    A pesar de tu comentario impertinente, te voy a hechar un vistazo de vez en cuando, porque algo compartimos creo.

    La pasión por la lectura.Y seguro que algo pillaré de por aquí.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Si mi comentario en tu blog ha sido impertinente que baje Dios y lo vea. He sido muy correcta literal y gramaticalmente. Me he limitado a resaltar lo ofensivo que podía ser tu post para cualquiera que pase a leerlo.

    Lo que no se puede es ir llamando GILIPOLLAS a la gente en un blog y creer que encima eres graciosa por ello. Un mínimo de respeto, que no a más edad se tiene más razón y más derecho a insultar. Llamas NIÑATAS a la gente que pasea por aquí cuando lo único que hacemos es comunicarnos y compartir nuestros gustos literarios.

    Pero vamos, que si vas a acogerte al "me enfado y no respiro porque molo y soy mejor que todos vosotros y digo lo que me sale de ahí y os INSULTO" tú misma, hija. Con no leerte los demás tenemos suficiente.

    Algunas cositas:

    1º No consiento, ni consentiré que vengas a mi BLOG a insultarme y decirme impertinente, mucho menos cuando he sido respetuosa contigo a pesar de las vejaciones gratuitas de tu post. Si practicas el libre insulto en tu blog, tú verás lo que haces. Aquí abstente o no vuelvas más.
    2º Responde lo que quieras, yo ya dije lo que te tenía que decir. ¿Qué las verdades duelen? ¿Pues qué quieres que te diga? Ajo y agua.
    3º "Van A VER quien es más puta". No, "Van a haber quien es más puta".
    4º Por supuesto que no me pongo en anónimo. NO TENGO NADA DE OCULTAR.
    5º Mi post aquí concluye esta "discusión" que tú solita te has montado.

    Y, me reitero, leyendo tus entradas me he dado cuenta de que tu "estilo" es ir por ahí menospreciando a los que no piensan como tú. Si no te pasas más por aquí, un favor que nos haces.

    Yo te lo devuelvo encantada.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  12. Madreeeeee... lo que me he perdido...

    jajaja... te ha faltado decir que lo correcto es "echar un vistazo" no "hechar" XD. No entiendo que la gente dice ser tan lectora cometa tales faltas gramaticales.

    Por cierto Leara también podías haber nombrado al "insufrible de Terenci Moix... porque a pedante y cargante no le ganaba nadie".

    El libro tiene muy buena pinta. Ahora estoy con el primero de Millenium, creo que cuando acabe la trilogía caerá este.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  13. Un amigo mío me comentó que estaba leyéndolo y que le gustaba mucho. Teniendo en cuenta lo que suele leer (en cantidad y calidad) ya me hice a la idea de que sería lo que tan bien describes: el típico bestseller. La verdad es que yo tampoco los desdeño (salvo bodrios infumables), y de cuando en cuando vienen bien para desconectar, pero no constituyen un "alimento" habitual. Antes prefiero, casi, un bolsilibro. Suele ser del orden de 20 veces más corto (desconectas un ratito, y ya), y en ocasiones se encuentran pequeñas grandes maravillas o, en todo caso, se descubren curiosas particularidades, prejuicios y formas de pensar de hace 40 ó 50 años.

    Eso sí, ya te vale... voy, escribo hoy sobre Unamuno y me bombardeas así la entrada. ^ ^

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. A mí no me gustó nada ni me enganchó nada. Pero luego me di cuenta de que es solo porque tengo algún tipo de problema con la literatura escandinava. Sencillamente, no me atrae. Para gustos...

    ResponderEliminar

Siéntete libre de decir y opinar lo que gustes, siempre desde el respeto.
Nada de SPAM, por favor.
Para consultar personales, escríbeme a correo: beliterature@gmail.com

¡Suscríbete y recibe la canción del silencio gratis!

* indicates required