La Mano Izquierda de Dios de Paul Hoffman

El camino del hombre recto está por todos lados rodeado por las injusticias de los egoístas y la tiranía de los hombres malos.
Bendito sea aquel pastor que, en nombre de la caridad y de la buena voluntad, saque a los débiles del Valle de la Oscuridad. Porque es el autentico guardián de su hermano y el descubridor de los niños perdidos.
¡Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquéllos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanos! ¡Y tú sabrás que mi nombre es Yahvé, cuando caiga mi venganza sobre ti!
Ezequiel, 25-17


LA MANO IZQUIERDA DE DIOS





Autor: Paul Hoffman
Título Original: The Left Hand of God
Editorial: La esfera fantástica
Páginas: 404
Precio: 22,50 €
ISBN: 9788497349314



-¿Y todo eso para qué?
-¿Sabéis? Nunca fui lo bastante tonto como para preguntar…
-¿Tenía algo que ver con las guerras de los redentores en el este?
-Ya os digo que no pregunté.
-Pero os formaríais una opinión.
-¿Formarme una opinión? Pues sí. Pensé que tendría que ver con las guerras en el este.
Vipond dirigió a Cale una mirada severa y prolongada. Cale se la aguantó con insolencia. Entonces dio la impresión de que el Canciller acababa de tomar una decisión. Se volvió hacia Albin.
-Traed a mi casa a los otros dos lo antes posible.
Albin hizo una seña al carcelero, y ambos salieron. Cale se sentó en el catre. IdrisPukke se acercó a las barras.
-Una vida interesante –comentó. –Deberíais escribir un libro.


Bienvenidos al Santuario de los Redentores en Peña Shotover, donde redención hay poca, y santuario aún menos. Con una invitación así, ¿quién no estaría dispuesto a zambullirse de cabeza entre las páginas del libro?

Más allá del Malpaís, en una fortificación casi inexpugnable y deliberadamente olvidada casi por el resto de la humanidad, viven los Redentores, monjes de fe recia y mirada estricta, hombres de honor y almas impolutas, siervos del altísimo y verdadero Dios… guerreros que entrenan niños en el arte de la guerra, que los arrancan de sus padres a la tierna edad de 5 años, que los condenan a una vida de hambre y degradación, de lecciones en forma de guantazos en la cara, patadas en las costillas, latigazos en la espalda… Y es que así hemos nacido todos, en pecado, y así hemos de morir, arrepentidos y denigrados.

¿Que cuántos niños viven así?

Demasiados.

Thomas Cale es uno más de ellos, pero único en su especie. Es callado, arrogante, inteligente y pese a los verdugones de su espalda y el odio de sus ojos, a veces le queda hueco para la bondad. Un día, y como suele ocurrir en estos casos, se topa con una horrible verdad. Los hombres que tanto abogan por la pureza del espíritu, que cuelgan a niños inocentes sólo por dar una lección de corrección, son almas igual de corruptas o incluso más que el más cruel de los asesinos. Antes de que pueda evitarlo, Cale tiene que huir del Santuario si quiere conservar su vida. Junto a sus dos amigos, Henri el Impreciso y Kleist, y a Riba –la gordita, afable y curvada Riba -, Cale tendrá que emprender un viaje por el Malpaís para llegar a la ciudad de Menfis, el único sitio en el que cree que podrá estar a salvo de Bosco, un redentor con un interés en él que va más allá de la simple intención.

Desde que llegaron al Santuario, Cale, Henri y Kleist han sido entrenados como guerreros. Ganado que mandar dentro de unos años a luchar contra los infieles. Pero cuando los tres huyen, una persecución tras ellos desencadenará secretos, luchas, traiciones, amor.

Demasiado pequeños para comprender lo que estaba ocurriendo. Demasiado pequeños para saber que el mundo no se trataba de terrores a no despertar nunca más. Demasiado pequeños para imaginar que había abundancia tras los muros, bondad, calor, el sol…

La mano izquierda de Dios no es sólo un libro de fantasía como hacía tiempo que no leía, es una crítica, una moraleja escrita en cada página. La Iglesia queda en evidencia desde el principio al final. Intrigas, planes llevados a cabo durante años, secretos demasiado peligrosos para ser descubiertos, destinos forjados por poderes que van más allá del hombre mortal…

Thomas Cale, por sí mismo, se come él solo el libro. Un anti-héroe en toda regla. Es un asesino que ha nacido y ha crecido para ello. Es rápido y mortal. Un niño más peligro que cualquier veterano de batalla condecorad. No ha conocido más que miseria y odio y aún así, AÚN ASÍ, no puede evitar hacer lo correcto, aunque ni él mismo se de cuenta de que lo está haciendo.

Una novela llena de personajes secundarios masculinos dignos de cualquier buena novela fantástica. IdrisPukke, Henri, Kleist, Simon, Vipond, incluso el mismísimo Bosco, el orquestador de toda esta locura es fantástico. Maldad y bondad, día y noche, vida y muerte… La mano izquierda de Dios es más que un libro, es una enseñanza, es moralidad destruida y horas de suspiros y gritos de rabia.

¿Acaso creían de verdad que una vez que llegaran a Menfis todo iba a ser coser y cantar? ¿Qué iba a ser tan fácil huir de un Plan más importante que cualquier Destino?

Menudos ilusos…

Paul Hoffman me ha dado una droga con la que calmar mi deseo de Fantasía y Calidad, y mucho me temo que voy a tener que esperar para mi siguiente dosis.


Conoced a Cale, amadlo, desead abrazarlo y consolarlo… Puede que luego nos vemos levantando nuestra propia revolución y luchando contra algo tan poderoso como el mismísimo Dios. ¿Qué es lo que hará a partir de ahora? ¿Sucumbir a la ira o resurgir entre la indecencia y simbolizar la verdadera fe?

LO MEJOR: IdrisPukke, un personaje necesario en toda novela que se precie. La voz de la experiencia mezclara con soberbia e ironía, supervivencia. Y por supuesto Cale, un antihéroe muchísimo mejor incluso que Deadpool.
LO PEOR: Los Materazzi en general, las mujeres materrazzi en particular y Arbell Cuello de Cine en particularísimo. No puedo con las que son como tú, bonita ¬¬.


Un beso literarios,
Leara Martell

15 comentarios

  1. Le tengo muchas ganas a este librito, pero tiene que esperar, otros han llegado antes que el :(.

    ResponderEliminar
  2. Estoy en la mitad del libro y he reconido esa cita que has puesto. Me está encantando. Es genial.

    ResponderEliminar
  3. El final es demasiado É-PI-CO, Anabel!!

    Yoryi!! te va a encantar! así que espero que lo puedas leer pronto *___*

    ResponderEliminar
  4. Un gran libro sin duda.

    ALTAMENTE RECOMENDABLE para todo ser humano que se precie. Me encantó.

    Saludetes, Leara.

    ResponderEliminar
  5. Madre mía, me estáis poniendo los dientes largos. A ver si para la semana me lo pillo :P

    ResponderEliminar
  6. No quería leer tu reseña hasta terminarlo que ha sido ahora mismo. Tengo la cabeza.... un tanto revuelta con ideas intentando enlazarlas porque el libro me ha gustado sin ser un turn-page continuo.

    Estoy contigo, el personaje de Arbell es LAMENTABLE.

    ResponderEliminar
  7. El niño este hace siempre lo correcto, pero de un modo encantadoramente retorcido.

    ¿Quién se apunta para retorcerle a Arbell ese cuello de cisne suyo? ¬¬

    ResponderEliminar
  8. Tengo muchísimas ganas de leer esta novela!! gracias por la reseña!!! ^^

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. ¿¡ Ya te lo has terminado ?! Sólo con la pedazo reseña que te ha salido, el libro pinta muy bien :D

    ResponderEliminar
  10. Efectivamente, cuando la reseña es larga quiere decir que el libro no te ha dejado indiferente. Y este no es para menos, que tiene la blogossfera revolucionada. Tengo que leerlo como sea!!

    Un saludo desde Korranberg!

    ResponderEliminar
  11. Segunda reseña que leo que lo pone por las nubes. Pues nada, voy a tener que comprarlo ¡ya! ;)

    ResponderEliminar
  12. Tiene muy buena pinta este libro y además lo estoy viendo en muchos blogs! apuntado en mi lista xDxD

    ResponderEliminar
  13. Pues la verdad es que no tenía ninguna intención de leerlo porque le tengo cierta manía a la iglesia y no me apetecía nada un libro bíblico, pero tal y como los has puesto tendré que incluirlo en mi lista de pendientes, le daré una oportunidad, jeje. Estupendísima reseña, se nota que te ha gustado mucho! ;)

    ResponderEliminar
  14. Sidel: Si le tienes manía a la Iglesia, este libro es una crítica destructiva, cruel y cruda. Es genial en todos sus aspectos. Dale una oportunidad.

    Tomás: Ya verás cómo lo disfrutas.

    Cris: Me consta que vas a leer muchas más xD Si no, al tiempo.

    Kelemvor: LA verdad es que La Esfera ha sacado un libro muy bueno y que estoy segura que va a gustar mucho. Me había alejado del género y volver a sido demasiado gratificante *__*

    Aiko: Ya ves hija, llega un momento en el que coger el libro y no lo puedes dejar!

    Megami, Susana, Oscar : Sólo con que os guste la mitad que a mí os va a flipar *___* Hoy me he tirado como media hora fangirleando y es que tiene unas cosas que... OMD!

    Barns, Elwy: Me pido mano derecha de Dios en esta aventura!!! con un guante de esos como el del redentor! con la cuchillita bien afilada!

    ResponderEliminar
  15. Me esperé algo más de este libro cuando lo cogí. Portadas que me juegan malas pasadas. Sin embargo, sí que me gustó la historia. Es muy distinta al resto y sin pelos en la lengua. Miedo me daban a mí los redentores que de redención poquita. Aunque Cale no me terminó de convencer pero nos llevamos bien.
    Coincido contigo, Arbell Cuello de Cisne podría caerse de lo más alto de la más alta torre y no la echaría de menos

    ResponderEliminar

Siéntete libre de decir y opinar lo que gustes, siempre desde el respeto.
Nada de SPAM, por favor.
Para consultar personales, escríbeme a correo: beliterature@gmail.com

¡Suscríbete y recibe la canción del silencio gratis!

* indicates required