Cantos de Súcubo de Richelle Mead

Se levanta con su mejor cara de póquer y se dirige a la silla de los testigos. Juez a un lado, ojos acusadores del jurado al otro y frente a ella un ruso enorme, parecido a Ben Barnes y cuya tarjeta de identificación reza Dimitri Belikov sujetando una Biblia. Ella lo mira con decisión, sin dejarse amilanar un solo instante por ese aura de peligro que parece envolver al hombre.
-¿Jura ser imparcial, toda imparcialidad y nada de subjetividad?
Por un segundo flaquea, sin saber si llevar su mano al lomo del libro, sopesando todas las connotaciones y repercusiones que puede acarrear una promesa como esa.
-Yo… juro… juro… que lo intentaré.
La respuesta no parece satisfacerle ni al carcelero ni al juez ni mucho menos al jurado, aunque eso a ella le da igual.

CANTOS DE SÚCUBO




Autora: Richelle Mead
Editorial: Nabla
Precio: 18.00 €
Páginas: 352
ISBN: 8492461241-9788492461240

Sé que me van a llover tomates y tomatazos por todos lados, básicamente porque la bloggoesfera habla maravillas de este libro, pero me parece que escuchar tantas cosas buenas de Georgina Kincaid ha obrado muy en su contra. Esperaba mucho más.

Ser un súcubo tiene que ser la mejor y peor cosa del mundo. ¿Por qué?

Eres un cambiaformas. Es decir, puedes zamparte todas las pizzas con extra de salsa barbacoa que quieras y toda la coca-cola con calorías que siempre podrás medir 90-60-90.
Vives eternamente y todo lo que ello conlleva. Sabiduría, experiencia, un armario del tamaño de un campo de fútbol…
Sexo. Al derecho y al revés. Vives gracias a eso (y no, no es que seas prostituta), sino que lo hacer por “amor al arte” y encima te deja un regustillo brillante en la piel mejor que el vótox.

Vamos, todo ventajas. ¿No? Lo sería… claro está, si con tus ansias asesinas sexuales no consumieras la vida de todo aquel que tiene la ¿suerte? de caer en tu cama. Sin embargo, a Georgina le ha ido bien hasta ahora y digo HASTA AHORA porque de pronto, sin comerlo ni beberlo, aparecen en escena dos chicos que la traen completamente loca. El primero, el escritor que hace que sus noches solitarias con un libro, palomitas y su gata un sábado por la noche, no resulten tan patéticas como suena; el otro, un profesor de lingüística con alma de Fred Astaire y unos ojos punzantes y masculinos que harían las delicias de las más célibes de las monjitas de clausura.

Seth y Roman. Roman y Seth.

¿Qué hacer cuando te has jurado y perjurado a ti misma que no intimarías con nadie? El amor que tanto anhelas tendrá que ser cosa de otros… tú eres demasiado peligrosa y al final ellos siempre saldrían heridos.
El libro en sí no está nada mal. La trama es entretenida. A la ajetreada vida amorosa de Georgina se le suma el asesinato de varios seres inmortales por parte de un “ángel vengador” que quiere librarnos a nosotros, pobres mortales, de tan horrible convivencia pacífica con ellos. La búsqueda de este justiciero y la presencia de personajes secundarios entrañables y demasiado geniales, es un punto a favor. Si os gusta Kenyon y sus Cazadores Oscuros os va a gustar Cantos de Súcubo.

A mí, por desgracia, me cayeron fatal los protagonistas… Al Seth ese no lo puedo ni ver y en consecuencia a Georgina, por esa fijación ciega que siente por él.
LO MEJOR: Carter y Jerome… creo que incluso los shippeo… OMFG!
LO PEOR: Seth y esa portada tan HO-RRI-BLE que Nabla se ha empeñado en ponerle. ¿En qué pensaban?




Un beso desde Madrid Literarios,
Leara Martell

10 comentarios

  1. Yo acabo de terminar el libro no hace ni dos horas. Es cierto que la portada no me gusta, pero el libro me ha encantado. Lo que pasa es que a veces yo veo ciertas cosas desde el mismo instante en que aparecen en escena. Ese nifilim lo veía desde el principio. Por lo demás me ha gustado bastante.

    ResponderEliminar
  2. Uff, siempre es bueno leer un crítica no tan buena de este libro. A mí en realidad me llama esta autora, pero prefiero comenzar con VA.

    Buena reseña ;)

    ResponderEliminar
  3. ummmm a pesar de la reseña,un poco pesimista en cuanto al libro, le has dado un cuatrooo! ^^

    la verdad es que le tengo MUCHAS, MUCHÍSIMAS ganas al libro.
    Y además, esto: "Si os gusta Kenyon y sus Cazadores Oscuros os va a gustar Cantos de Súcubo". Se adapta totalmente a mi jeje

    besitos

    ResponderEliminar
  4. Tampoco has sido tan mala malosa, le has dado un 4 :P

    Por cierto, coincido contigo, Carter y Jerome son la leche y espero más de ellos en el próximo libro.

    ResponderEliminar
  5. He leido mucho sobre este libro y me llama mucho la atencion... ^^

    ResponderEliminar
  6. Yo me lo leí cuando salió por ello no tuve tiempo de leer las críticas que lo ponen por las nubes (yo misma), suelen crear muchas espectativas y cuando lo lees te quedas en plan ¿esto era todo?.

    Aún así como dice Elwen le has dado cuatro estrellitas ;) Me alegro que te haya gustado, yo seguiré esperando ansiosa el segundo.

    ResponderEliminar
  7. ¿ Y ahora qué hago ? Le tenía ganas, por todas las reseñas que había leído de él, pero tu crítica no ha sido demasiado buena :(
    Tendré que meditarlo con la almohada

    ResponderEliminar
  8. La portada es muy fea la verdad ¬¬ no entiendo como algunas editoriales cambian las portadas originales que son estupendas por unas horrendas o las típicas de ahora que están de moda: Flores rojas sobre fondo negro o oscuro... ¬¬

    ¿Donde esta la originalidad? ¿Sé fue al ver portadas feas o que? Jajaja...

    Bss

    ResponderEliminar
  9. Me apetece leerlo,siento curiosidad pero antes prefiero coger Vampire Academy que lo ponías por las nubes, jejeje. besos!

    ResponderEliminar
  10. Más Seth para mí, graciaaaas xDDD
    A ver si con suerte Georgie te mola más en el 2º... Segundo libro que esperamos con ansias >3<

    ResponderEliminar

Siéntete libre de decir y opinar lo que gustes, siempre desde el respeto.
Nada de SPAM, por favor.
Para consultar personales, escríbeme a correo: beliterature@gmail.com

¡Suscríbete y recibe la canción del silencio gratis!

* indicates required