El quinto elefante de Sir Terry Pratchett

Érase una vez una lectora empedernida que se topó con un libro de 400 páginas del que todos hablaban maravillas. Ella, dispuesta y ansiosa, se lanzó de lleno a sus hojas, a su historia y al montón de promesas que esperaba hallar allí. Entonces el día se tornó noche, la luz en oscuridad y su gozo en la más absoluta FRUSTRACIÓN.
Aquello no avanzaba, no mejoraba, no ocurría… NA-DA. Y se desesperó. Clamó al cielo, a su paciencia y a Dios. ¿Qué hacer? ¿Cabrearse más con sus letras o respirar libre con una apuesta segura?
Y así, ni zapatito de cristal, ni rosa sin pétalos, ni manzanas envenenadas amenazándola… sólo un elefante, el quinto, y la hilarante Guardia de la Noche para hacerle compañía.

EL QUINTO ELEFANTE




Autor:
Sir Terry Pratchett

Traducción: Javier Calvo
Editorial: Plaza y Janés y Debolsillo
Precio: 8,95 € (Debolsillo)
Páginas: 394 (Debolsillo)
ISBN: 978-84-9908-135-9


-Mira, colega, en esta ciudad de perros cuesta ganarse el respeto. Si nadie nota mi olor en las farolas durante un par de semanas, mi caché se va directo al garete, ¿me entiendes?
-Sí, sí, lo entiendo. Ya me buscaré la vida. Nigel el Nervioso todavía anda por aquí, ¿verdad?
-¿Cómo? ¿Ese spaniel? ¡Pero si no podría oler su propio culo aunque se lo pusieras delante!
-Dicen que es bastante bueno, nasalmente.
-¡Y se mea cada vez que alguien lo mira! –ladró Gaspode.
-He oído que puede oler una rata muerta a tres kilómetros de distancia.
-¿Sí? ¡Bueno, pues yo puedo oler de qué color es!
Zanahoria suspiró.
-Bueno, no tengo elección, me temo. Tú no lo puedes hacer, o sea que…
-Yo no he dicho… -Gaspode se detuvo y luego continuó -: Lo voy a hacer, ¿verdad? Coño si lo voy a hacer. Me vas a engañar o a chantajear o lo que haga falta ¿verdad?


Seis días desde que cerré la última página del libro. ¿O han sido siete? Demasiados. Cuando ya había perdido la fe, cuando sabía que tenía que leer algo bueno de verdad, Pratchett volvió a mi vida. ¿Cuánto tiempo hacía que no lo leía? ¿Desde cuando no me río del mundo? ¿Desde hace cuánto no navego por el Ankh y trato de evitar a los Gremios? Sí, efectivamente. DE-MA-SIA-DO.

Pero antes, dejadme que os introduzca un poco en la trama. Recorred conmigo las calles de las Sombras y tratemos de no tropezarnos con Y-voy-a-la-ruina y sus sospechosas salchichas, o con alguna gentil chica del gremio de las costureras (sí, ya sabéis, ese gremio lleno de chicas guapas donde nunca se ha encontrado una sola aguja). Esta vez, tendremos que trasladarnos y dejar el río Ankh, el único río sólido del que habréis oído hablar, atrás y marcharnos a Uberwald, lugar donde las minorías, son auténticas mayorías.

El Bajo Rey de los enanos está a punto de ser coronado en Uberwald y los acuerdos pertinentes deben ser firmados. ¿Oro? ¿Sebo? ¿Carbón? Tonto el último que no consiga convencer al nuevo rey para que negocie con él. Sin embargo, las trivialidades del mundo político, pronto quedan en un segundo seguidísimo plano cuando un robo y un asesinato se cometen a kilómetros de distancia. ¿Dónde? ¿Acaso tenéis que preguntarlo? ¿Dónde si no que en Ankh-Morpork? Antes de que pueda resolver algo, el comandante Vimes, para el que el exceso de pistas es una pista en sí misma, es encomendado a representar a la ciudad en la ceremonia de coronación. Y como duque de Ankh no puede negarse, por mucho que fuera capaz de remover cielo y tierra, acudir al gran Om o besar al cabo Nobbs con tal de impedirlo. Alguien ha robado el Bollo de la ceremonia y ya somos viejos en esto para saber que eso nunca trae nada bueno.

A partir de este momento, la política deja de ser un juego de cartas y se convierte en la partida de ajedrez más complicada de la vida. Si Vimes estornuda en Uberwald, Ankh-Morpock se resfría. Si el patricio lo ha enviado a él de entre todos los nobles que podía haber enviado, tened por seguro que es por una, puede que no buena, pero sí por una razón. Vampiros abstemios con nombres kilométricos que se empeñan en aparentar eso que no son. Igors por doquier, hechos de pequeñas partes, herederos literalmente de los ojos de su padre o su primo lejano. Una ópera enanil que habla de oro, como cualquier canción de enano, pero sobre todo de AMOR. Hombres lobos más lobos que hombres. Lobos más humanos que lupinos. Un enano de dos metros dispuesto a hacer lo correcto, aunque eso signifique ir contra las reglas. Un sindicato, nacido en plena desazón y robo ficticio de azucarillos. Política. Denuncia. Tirones de orejas. HUMOR.

¿Qué os puedo decir que no os imaginéis ya? Siento debilidad extrema por el señor Pratchett. Cuando nadie puede, él me arranca una sonrisa, dos, UNA CARCAJADA EN PLENO AUTOBÚS EN HORA PUNTA (verídico, I swear). Y es que siempre digo que a este hombre le pasa como al buen vino, va mejorando con los años. El quinto elefante es una obra llena de verdades que solemos ignorar. La necedad de los hombres, la ambición, la traición y el odio primera al ver que otras personas son lo que nosotros ansiamos ser. ¿Qué es la sociedad si no un buen puñado de símbolos mezclados en un saco? ¿Y sin ellos… qué nos queda?

El quinto elefante es una historia de cobardía y valor, porque sólo del miedo a lo que podría ocurrir nace el coraje para hacer lo correcto. Todo aderezado con una buena sobredosis de humor inglés sarcástico y ácido made in Pratchett.


Me quito de nuevo el sombrero y me quedo corta en palabras ante la genialidad de este hombre y su obra.

LO MEJOR: Todo. ¿Cómo elegir? ¿Vimes? ¿La cabo culopequeño con su vestido de fiesta lleno de lentejuelas y su bolso gigante con forma de hacha para guardar el arma? ¿Detritus, el troll inteligente a bajas temperaturas y su ballesta? ¿El Bajo Rey? Delicioso. TODO.
LO PEOR: Esa acuciante necesidad de compararlo con el siguiente libro y el siguiente y el de después. Y la terrible certeza de que saldrán perdiendo.

Portada:
Trama:
Personajes:
♥ :
Escritura:
Desenlace:

Total:

Y porque no puedo darle un 20/5, porque lo haría.

Dibujo, como siempre, de la maravillosísima Jesidres
Leara Martell

14 comentarios

  1. Tienes en común con mi pareja que os encanta este autor. Yo tengo las novelas en la estantería, pero no sé por qué no me llaman de momento.

    ResponderEliminar
  2. Aish, Anabel, eso es porque aún no has catado ninguno!

    ResponderEliminar
  3. Voy a hacerte caso y a probar suerte con el libro.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Pues espero que vengas y me digas qué tal ^^

    ResponderEliminar
  5. Madre mía, ya me contarás que te llevas de comisión xDDDD. EN fin, algún día leeré un libro de Pratchett. Algún día...

    ResponderEliminar
  6. Estuve tentada de apuntarme a ese tour pero yo y los plazos no nos llevamos. Tengo que retomar a Pratchett, lo sé, no me mires así, prometo hacerlo pero no sé cuando xD

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado la reseña :D y lo de la carcajada en mitad del autobús hay pocos libros que lo consigan... *0* que ganas de empezar con la guardia <3

    ResponderEliminar
  8. Yo estaba un poco perdido después de leerme El Color... y La Luz.., porque no sabía cual leerme a continuación. Parece que este es un buen libro para continuar por Mundodisco :)

    ResponderEliminar
  9. @Elwen: Sí, querida, tengo ESA mirada only for you... xD

    @Beleth: Con Pratchett me ocurre muy a menudo últimamente! Cuando leí Dioses Menores fue HO-RRI-BLE. No podía parar. La gente me miraba muy raro y con razón.

    @Kelemvor: No has leído los dos mejores de Terry... más que nada porque, para mí, Rincewind es el peorcito. Con la Guardia siempre te vas a reír un rato. Este y ¡Voto a Bríos! los mejores y los últimos. Vas a partir de cero sin conocer cosas pasadas de los personajes, auqnue tampoco es importante. BAAAH!! Ánimo y cuéntame! Compartiremos dioses literarios algún día???

    ResponderEliminar
  10. Ahora tengo los dientes aún más largos y muchas más ganas de que me llegue el libro del tour. Necesito probar al fin la maravillosa pluma de Pratchett ^O^.

    ResponderEliminar
  11. Nunca me han llamado los libros de este autor y pese a tan buenisima crítica que dan gana de salir pitando a comprarlo se que no lo voy a hacer XDXD y lo que es peor, se que no voy a catar a este autor a no ser que tengan algo de el en la biblio y no haya nada que me llame más (algo casi imposible)

    De todas maneras gracias por la reseña, si al final me animo ya te contare.

    ~Dácil

    ResponderEliminar
  12. Es el último libro que he releído en castellano, y en éste la traducción es especialmente brillante. Es una trama espectacular, y oponer a Vimes con personajes tan histriónicos como Margalotta o tan locos como Wolfgang no puede dar mejor resultado.

    Me ha gustado mucho también la relación entre Angua y Zanahoria. Me encanta cómo, en un autor tan poco dado a escribir sobre sentimentalismos, consigue transmitir tanta cercanía entre estos dos personajes.

    Un saludo desde http://torredelarte.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Tengo muchas ganas de que llegue el libro de Tour para por fin catar a Pratchett. ¿Qué tendrá este autor que tanto te gusta? A ver si lo descubro pronto. :P ¡Un beso guapa!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de decir y opinar lo que gustes, siempre desde el respeto.
Nada de SPAM, por favor.
Para consultar personales, escríbeme a correo: beliterature@gmail.com

¡Suscríbete y recibe la canción del silencio gratis!

* indicates required