Juegos de Azar de Lavyrle Spencer

Leara es a Terry Pratchett como La letrera es a… LAVYRLE SPENCER.

Y yo por fin ya la he catado. Después de meses y más meses viendo cómo pululaban por la red buenas reseñas de esta señora, ya era hora de que Be Literature se hiciera eco de la pluma de Lavyrle. Una pluma suave, pero firme; seductora, pero inteligente; anhelante, pero gratificadora. Después de preguntar y más preguntar, decidí hacerme con Juegos de azar. No sé qué fue, quizás la ambientación en plena América del lejano oeste o que la protagonista tenía un defecto tan grande y poco frecuente en nuestras heroínas de romántica como una cadera destrozada y una cojera muy acentuada. El caso es que desde que leí la sinopsis, Agatha me atrapó y supe que tenía que leer su historia. 541 páginas más tarde, con más de un suspiro en el camino acompañados siempre de una risita tonta, aquí vuelvo con una reseña y una promesa de que devoraré en breve algún otro libro suyo.

-Por favor –dijo, en un susurro ahogado-. No.
De inmediato, Scott retrocedió y se sacó el cigarro de la boca.
-Un momento, señorita Downing, es injusta conmigo si supone que se me cruzó la idea de empujarla escaleras abajo. ¡Cómo, si…!
-Ya me empujó una vez.
-¿En el lodo? ¡Ya le dije que eso fue un accidente!
-Estoy segura de que éste también lo sería. Cualquiera que me haya visto subir las escaleras sabe que no lo hago con mucha firmeza. Pero si cree que las amenazas me detendrán, está muy equivocado, señor Gandy. Sólo servirán para encender más mi celo. Y ahora, si tiene la gentileza de dejarme pasar, le daré las buenas noches…


Para que este libro pueda llegarnos en su totalidad debemos hacer un esfuerzo por trasladarnos a la época en la que se ambienta. Vamos a imaginarnos que el sol calienta nuestras espaldas, que el sudor es un perpetuo compañero y que la virtud es nuestro más preciado tesoro. Agatha Downing ha sido criada en la más absoluta corrección. Su madre, una buena mujer, decidió abandonar al borracho de su padre cuando éste tirara a la pequeña Agatha de nueve años por una escalera y le destrozara la cadera condicionando su vida para siempre. Desde entonces, y porque el Destino es un ser cruel, la niña, adolescente y ahora mujer, ha sido motivo de burla y compasión por todos los que la rodean. Cojea, no puede correr, apenas puede subir una escalera sin que el esfuerzo la deje completamente exhausta…

Scott Gandy, por el contrario, es todo lo que ella siempre ha odiado. Es hermoso y anatómicamente perfecto ♥. Camina con ese aire de seguridad que ella envidia y, por si todo esto no fuera suficiente, es su casero y el dueño de la nueva taberna del pueblo. Ha traído el cuadro de una ¿dama? desnuda, por su culpa la mayoría de los maridos de sus compañeras se gastan el dinero en juegos y alcohol y, además, se rumorea que en unos días llegarán Jube, Ruby y Pearl, las joyas más brillantes de toda América… ¡Menudo berenjenal pecaminoso se está montando en el lugar!
Sin comerlo ni beberlo, Agatha se ha convertido en la presidenta del movimiento por la templanza del pueblo y se ha convertido en la principal enemiga del único hombre que amenaza con poner su monótona vida patas arriba.

Juegos de azar es una bonita historia de amor con un orden más que lógico. El amor no llega por el aire, si no que nuestros protagonistas lo hacen crecer poco a poco, haciéndolo verosímil y natural. Algo que muchas veces suele faltar en esta clase de novelas. Desde un primer momento, Gandy tiene ese aura de héroe de romántica que hace que te enamores de él perdidamente. He sufrido, ¿para qué lo vamos a negar? La historia es abrupta y, cuando ya crees que va a venir el “fueron felices y comieron perdices”, caes en la cuenta de que aún quedan más de 100 páginas y que algo gordo debe pasar. Y pasa. PA-SA.

Si todas las protagonistas de Lavyrle siguen el esquema de Agatha, voy a disfrutarla. Expert@s bloggeriles que danzáis por estos lares, ¿alguna próxima recomendación de esta dama?

LO MEJOR: la narración. No sé qué ha pasado, pero me he enamorado de la manera que esta mujer tiene de contar una historia.
LO PEOR: lo que se hace de rogar esa intimidad entre nuestros protagonistas.


Un beso literarios
Leara Martell

14 comentarios

  1. No conozco a la autora, pero me la he apuntado a lista de pendientes de cabeza, me ha gustado mucho la temática. A ver si puedo hacerme con el prontito. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. NO la conozco pero por las varias recomendaciones creo que la tendre en cuenta, aunque los libros de romantica adulta no me llaman mucho!

    ResponderEliminar
  3. No la conocía, pero si tan buenas críticas tiene es, sin duda, un nombre a tener en cuenta.

    ResponderEliminar
  4. Ahora soy yo la que debe ponerse YA a Pratchettearrr!!
    Me alegro de que te haya dejado tan loca la señora LaV: tríncate Los dulces años y me cuentas <3

    ResponderEliminar
  5. Ay... llevo tiempo resistiéndome a Lavyrle, pero me temo que dentro de poco terminará mi límite de resistencia y caerá algo de ella, la cuestión es... ¿qué cataré primero?
    Sin duda tu reseña me ha dejado con muchas ganas de estos Juegos de Azar.

    ResponderEliminar
  6. Yo ya no tardaré mucho en caer en el hechizo de Lavryle, me tocó Promesas en el sorteo de la QBL, y si no fuese por Laila Winter, Tempus Fugit y los libros que me tengo que leer para la universidad, ya habría caido, fijo. :)

    ResponderEliminar
  7. Pues tengo ganas de descubrir a esta autora me lo apunto para próximas lecturas! ¿por cierto te estas leyend los diarios de Carrie? Yo me lo compre en la feria del libro, pero me lo he dejado para verano, espero que no me decepcione!!! Por cierto me encantó conocerte y me confirmó lo que ya sabía eres genial!!! besotes.

    ResponderEliminar
  8. Los libros de Spencer son una maravilla! Me encantan!
    Aunque este es el único que me falta por catar, a ver si me pongo a ello.

    Genial la reseña

    Un saludo

    Dácil

    ResponderEliminar
  9. jooo y despues de ver reseñas y mas reseñas¡¡¡lo quiero¡¡¡¡tiene una pinta fantastica¡¡
    besos

    ResponderEliminar
  10. Yo estoy con Alba... Los duces años es para morirse *0* también me gustó mucho Promesas~ :3~

    ResponderEliminar
  11. Yo he leído una novela de esta autora y me gustó bastante. La manera de narrar es maravillosa. Sí, una cualidad de esta autora es que se hace de rogar para según qué escenas, pero cuando llegan, ainssss... qué buenas.

    ResponderEliminar
  12. Pues no soy mucho de romántica, pero entre las reseñas de Alba y esta, terminaré por anotar a esta autora.

    Buena reseña :)

    ResponderEliminar
  13. Yo ahora no he probado nada de esta autora tan recomendada, pero le tengo ganas desde hace tiempo. ¡Mua!

    ResponderEliminar
  14. Tengo que ponerme con otro de Lavyrle porque si bien me gustó mucho Otoño en el Corazón, no fue exactamente tooodo lo que hubiera deseado.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de decir y opinar lo que gustes, siempre desde el respeto.
Nada de SPAM, por favor.
Para consultar personales, escríbeme a correo: beliterature@gmail.com

¡Suscríbete y recibe la canción del silencio gratis!

* indicates required