UN COUP DE OPERA (I) - ¿Quien se atreve a dormir?

Quienes hayáis leído mi novela ya os podréis haber hecho una ligera idea de cuánto me gusta la ópera. Es algo así como una pasión "impuesta" que amaré por los siglos de siglos AMÉN. En algunas entrevistas me lo han preguntado, por ejemplo en ésta , nunca dudo de explicárselo a cualquiera que quiera oírlo y, esta vez no voy a ser menos, os haré un resumen del resumen de mi historia amor-amor con este A-R-T-E.

Digamos que existía un hombre bonachón, autoritario y con un, más que peculiar, sentido del humor. Digamos también que este hombre, en su magnificencia, adoraba comer en restaurantes caros y poner la ópera a toda pastilla en la salita de su casa, en el coche, en el ático, en su oficina... Digamos que era algo así como un cani culto de Puccini, Verdi, Mozart, Wagner... Ahora supongamos que dicho caballero tiene una nieta a la que dar forma desde la cuna. Un preciado tesoro, su ojito derecho, el izquierdo y cualquier parte casta de su anatomía. Esa niña ha crecido entre adultos, restaurantes como El café de París, viajando en el asiento de delante en secreto ("que no se entere tu abuela, ¿eh?" "Vale. Pisotón, pisotón, pisotón") y con un miedo vigorizante a que en cualquier momento ese abuelito le pusiera un trozo de ópera y no supiera a cuál pertenecía. Esa niña es la mujercita que soy hoy. Ese abuelo está con los más grandes, posiblemente comiéndose un chuletón con Pavarotti...

Y hoy, literarios, es el día en el que Be Literature se llena de música clásica que hará saltar más de un corazón.

BIENVENUS À... UN COUP DE OPERA

Mi intención es sencilla y no demasiado ambiciosa. Una canción, un poco de historia y un proyecto. La mayoría escribimos. La mayoría escribimos con música de fondo. Pues bien, mi música siempre es u ópera o metal. Así de simple soy. Y últimamente, no sé si será la inmensa añoranza que siento del hogar, pero últimamente no paro de escuchar trozos de óperas. Mi hermano, en su extrema vagueza, me ha dado la idea para una nueva sección creativa que puede que le guste a más de uno. ESCRIBAMOS CON LA CANCIÓN CLÁSICA QUE OS PROPONGA. Lo que os surja, cualquier cosa... un relato corto, un microrrelato... Be Literature será como un escaparate e iré colgando los relatos que me mandéis para que todos veamos cómo nos sugieren cosas distintas la misma canción.

¿Os gusta la idea? Espero que sí. Os dejo una de mis canciones preferidas en el mundo mundial. Una muy conocida.


Y ahora os dejo el relato que le tuve que escribir a mi hermano inspirándome en la canción para que al niño le subieran la nota en música (no es gran cosa... teniendo en cuenta que quien lo escribe es un nene de 11 años sin ninguna aspiración literaria)

LA PRINCESA TRISTE

-Dejadme que os cuente un cuento, mi princesa. Uno que os hará dormir.

La niña se acercó hasta la ventana, dejando atrás al bufón que aquella noche debía ocuparse de ella y su bienestar. Miró al cielo lleno de estrellas, sin una sonrisa, sin sentir nada.

-Soy demasiado mayor para oír cuentos –le contestó, aún dándole la espalda.

-Nunca se es demasiado mayor para escuchar un buen cuento, mi señora. Con la magia de mis palabras puedo traer valerosos guerreros que os hagan suspirar, graciosas hadas que os ayuden a soñar, un dragón que os aúpe y os eleve hasta ese cielo que tanto parecéis añorar.

-¿Acaso vuestras palabras pueden traerme de vuelta a mi padre?

El bufón guardó silencio sin saber muy bien qué responder a eso.

-No quiero el amor de un guerrero, ni la risa de las ninfas… quiero a mi padre, de vuelta a casa sano y salvo.

La niña se dio la vuelta, con los ojos llorosos.

-Vuestro padre me dejó a mí para que os cuidara. ¿Por qué no os acercáis? Puedo cantaros una canción, si así los preferís.

El bufón le tendió la mano y la princesa la cogió. Ambos se dirigieron a la cama, donde la niña se acostó, cerrando los ojos, deseando con todas sus fuerzas que la mañana cumpliera su deseo de tender de vuelta al rey en palacio.

-Cuentan que existe un reino lejano, donde el sol nace y el arroz crece en todas las calles. En ese reino existe una princesa que no se parece en nada a vos, pues sus deseos de venganza la obligan a alejar a todo hombre que intente amarla.

-Puede que algún día yo me convierta en ella –susurró la princesa.

-No lo creo, mi niña. Aún así, existió un príncipe capaz de derrotarla. Un hombre que adivinó los 3 acertijos y propuso otro más.

-¿Cuál era su nombre?

-Os gustaría saberlo, ¿verdad?

En ese instante, el bufón comenzó a cantar una hermosa canción que hizo que la princesa se encogiera de la emoción. Una promesa de amor, comprendió. Eso es lo que decían esas palabras que no comprendía. Cerró los ojos y, dejándose arrullar por la melodía, la triste princesa se durmió con una sonrisa en los labios.

¿Os animáis? Espero vuestros relatitos en beliterature@gmail.com

Un beso

8 comentarios

  1. Patidifusa me he quedado jeje

    Me ha encantado!!! me he sentido un poco como una niña pequeña queriendo saber más y más y más de ese cuento que le narran antes de irse a dormir... *.*

    Eso sí, si yo fuese la profe, no me creería que un niño de 11 años es el autor del relato... O bueno, pensaría que es muuuuy bueno escriendo jeje

    besos

    ResponderEliminar
  2. Conociendo a mi hermano, si yo soy la profesora y el niño me llega con eso le pongo un 0 más grande que una casa!!

    la cosa es que le dije que lo cogiera y lo modificara con sus propias palabras...

    Pero de ahí a que lo haya hecho...

    ResponderEliminar
  3. ¡Una idea fantástica!
    (enviaré algo en cuanto pueda ^-^)

    El texto es super bueno, la verdad es que la profesora se habra quedado patifusa x)

    Un crêpe
    con Nutella.

    ResponderEliminar
  4. ne ha encantado :D la cancion es preciosa, vere si me animo ^^

    ResponderEliminar
  5. No soy de escuchar mucha ópera pero las pocas que oigo me ponen los pelos de punta.

    Realmente no sé que me ha gustado más si la tarea que le hiciste a tu hermano o la historia de cómo llegaste a amar la ópera :)

    ResponderEliminar
  6. Está muy buena la idea!!!!
    Me encantó tu historia, la complicidad con tu abuelo, la unión que deberían tener entre ustedes... ^.^

    Y menos mal que el texto "no es gran cosa"... jaja

    "Vinceròoooo..."♫ Me estremezco con el vincerò!!!
    Vamos a ver si después me sale algo...

    Saludos desde Argentina!!

    ResponderEliminar
  7. ah... Turandot, no sabré de óperas pero si de Vanessa Mae y su versión en violín.
    y la historia me encantó por ser simple y linda, dejando a la canción rellenar el espacio.
    pff si llegan a sumarle un día más a la semana lo intentaré, que en la otra parte del mundo TERMINAMOS los estudios y ya se siente el verano...
    como sea, muy buen post, besitos

    ResponderEliminar
  8. *O* Qué geniaaaal ^^
    Si tengo tiempo entre exámenes, lo intentaré... :P
    Besotes!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de decir y opinar lo que gustes, siempre desde el respeto.
Nada de SPAM, por favor.
Para consultar personales, escríbeme a correo: beliterature@gmail.com

¡Suscríbete y recibe la canción del silencio gratis!

* indicates required