Dear Mr. Brainy (II): Añoranza extraña

DEAR MR. BRAINY:

Sé que últimamente he estado bastante ausente, pero tú tampoco es que estés ayudando demasiado. Están cambiando demasiadas cosas en mi vida. Oh, no me malinterpretes. Son cosas que cambian para bien. Aún así no suelo pararme mucho a pensarlo porque cuando lo hago me asalta ese sentimiento extraño mezcla de añoranza por lo pasado y excitación por lo que está por venir. Aquí, en Nancy, en mi pequeña burbuja Erasmus, si te despistas 2 segundos el mundo entero te pasa de largo. Se están creando lazos, empiezas a tener ahí a gente que cada día se hacen más necesarios, permanentes, alguien a quien acudir... por eso, cuando uno se va y abandona el barco, cuando te das cuenta que esto le ha superado es triste. Va a faltar algo.

No me hagas demasiado caso, querido cerebro. Me parece que hoy me he despertado tontorrona y a impotencia no ayuda demasiado a mitigarlo. Mil años pueden alcanzar, lalalala... Por extraño que parezca, los 9 metros cuadros comprimidos que son mi cama, mi neverita, mi enorme escritorio lleno de trastos y ese vidé inservible se han convertido más en mi casa que mi enorme habitación en Málaga. Mis Erasmistos, mis italianinis, esas caras desconocidas que a todas horas me desean "bonjour" con una sonrisa en los labios en lo más parecido a una familia que estoy construyendo aquí, bajo la lluvia y la nieva inminente.




Be Literature se está desliteraturizando, soy consciente, no creas, pero este post era algo que necesitaba y es que, aunque me gustan los cambios, no quiero que ahora nada cambia. ¿Es demasiado pedir? ¿Es raro hacerlo?

Hoy he recibido un email de una profesora de un instituto de aquí que estaban buscando españoles para conversar en clase con francesitos que aprenden nuestra maravillosa lengua de Cervantes. Como una bala, le he mandado un mensaje de vuelta diciéndole que sí que estaba interesada, pero claro, seguramente también se lo hayan enviado mis otros compañeros españoles. Pagan bastante bien y es una buena experiencia para engrosar currículum, así que espero tener suerte y que me cojan en esto.

Es tarde y no soy ningún personaje recurrente de novela con la necesidad de encontrar solución a todos mis por qués en el fondo de una botella -personaje cliché que siempre está presente de una forma u otra xD-. El lunes comienzan las votaciones para ser Embajadora Erasmus, algo que ansío y necesito y que espero de que me ayudéis a conseguir. Mañana hoy y el domingo serán días de preparar campaña, escribir reseñas, leer, intentar escribir y desearos un fin de semana de escándalo.

¿Por qué será que allí dónde vamos, los españoles siempre llevamos una tortilla y jamoncito debajo del brazo?


No seáis malos. O al menos no demasiado.

PD: Ya estamos mirando billetes para Londres, Bélgica, Luxemburgo, Dinamarca, Alemania... TANTOS sitios... el infinito es una posibilidad muy amplia

4 comentarios

  1. jamón, tortilla!! pasalo geniaaaal, muchisimaa suertee con todoo! furura embajadoraa erasmuss :DD
    besines chispeantes!

    ResponderEliminar
  2. Tú para adelante, que el futuro es algo que puede ser maravilloso si sigues tus sueños :) Mucha suerte con todo ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Es díficil estar lejos de todo y que todo cambie demasiado rápido, pero solo los fuertes sobreviven y tu estas entre ellos. Sigue disfrutando, aprendiendo, escribiendo y soñando en cualquier parte. Besotes!

    ResponderEliminar
  4. Ya te voté, querida. Que tengas mucha suerte. Sigo recordando tus fanfics y a veces me paso por esta web, hahaha
    Un beso x

    ResponderEliminar

Siéntete libre de decir y opinar lo que gustes, siempre desde el respeto.
Nada de SPAM, por favor.
Para consultar personales, escríbeme a correo: beliterature@gmail.com

¡Suscríbete y recibe la canción del silencio gratis!

* indicates required