Miércoles Musicales (II): ¡Vasos arriba!



Hoy me he topado con esto de los Miércoles Musicales. Por lo que he leído, se lo debemos a Book Slut que lo creó, a Tempe de Librohólic@s por traérnolo a tierras españolas y francesas y yo, personalmente, a Dreamer por copiárselo vilmente. Espero que os guste esta nueva sección musical dentro de nuestra bonita Literatura

Pues rescato esta sección desde las profundidades del olvido. Últimamente tengo un fetiche raro con P!nk y siempre encuentro una canción suya perfecta para el momento que esté viviendo. Así que os dejo Raise your Glass. Ya sabéis: levantad las manos todos aquellos que os equivoquéis en las cosas adecuadas.

Princesa de Patricia Sutherland

Hace unas tres o cuatro semanas, estando en Francia no paraba de ver reseñas por aquí y por allá que no hacían más que ponerme los dientes largos por lo que iba a encontrar entre las páginas de este librito. Así que ahí estaba yo, debatiéndome entre la tristeza que me daba irme de Francia y las ganas que tenía de volver a casa para hincarle el diente a Dakota y su Princesa. Lo que Patricia Sutherland nos trae es una historia bastante atípica. En un género en el que no es raro ver diferencia de edad cuando es el hombre quien le saca a la joven, ingenua y virginal protagonista unos diez años, no es tan común cuando es precisamente la princesita guerrera, triunfadora e independiente la que le lleva 11 añazos de ventaja al yogurín sexy y veinteañero.

Hace once años que Theresa "Tess" Gibb se fue de Londres, dejando atrás su hogar para labrarse un futuro en Boston. Y bien que le han salido las cosas. Ahora, en el puesto de editora de la sección romántica de una importante editorial americana, Tess tendrá unas semanitas para disfrutarlas en casa con los suyos. Un sueño idílico que va truncándose poco a poco cuando el vecino de los Gibb, Dakota, parece sentir algo más que curiosidad por ella. Dakota no sólo es irresponsable, un niñato que viste raro y se pasea todo el día por ahí con su Harley, sino que encima es el chico con el que la hermana pequeña de Tess, Abiagil, lleva toda su vida obsesionada. 

No me negaréis que esta novela tiene todos los ingredientes para ser una obra romántica de lo más interesante. A pesar de que tenía las expectativas un poco altas con este libro, no me defraudó en ningún momento. Dakota era todo lo que esperaba que fuese: un chico real de veinticuatro años que se comporta como se comportan la mayoría (aunque de vez en cuando tiene gestos y salidas un poco inverosímiles, pero ¡oye! esas cosas se perdonan por la de suspiros que me ha hecho lanzar). Y es que esa clase de chicos malos a mí me ponen malísima. Con ese descaro, esa motaza, ese pelo, su ropa de cuero, ese dragón tatuado en la espalda... <3

El abanico de personajes es variado y bien llevado. Desde el mejor amigo de Tess, que cumple la función de hermano y familia en Boston, hasta la hermana caprichosa y malcriada; pasando por las tías cotillas con sangre latina y ese padre silencioso incapaz de dar la cara en el momento adecuado, pero que quiere a sus hijas con locura. Además Tess,  como heroína me ha gustado bastante. Una mujer fuerte con la cabeza muy bien amueblada y que aún así se deja arrastrar por la fuerza abrasadora de Dakota y los sentimientos que él está despertando en ella.

Además, la prosa ágil de Patricia ayuda también a meterte dentro de la historia y fundirte con los personajes, creyéndotelos e implicándote tanto con ellos que sufres sus penas y celebras sus alegrías con ellos.


Y aquí os dejo el booktrailer que a mí me hizo decidirme:


Autora: Patricia Sutherland
Editorial: www.jeraromance.com
Páginas: 385
Precio: 10,95€

¡Suscríbete y recibe la canción del silencio gratis!

* indicates required