¿Preparados para mañana?

Hoy no sólo cambiamos la hora, sino que yo, sin tiempo ninguno, me propongo empezar mañana una semana temática en el blog a la que le tenía muchas, muchísimas ganas ♥ Pero como no quiero desvelaros nada, pero aún así en blanco esta entrada quedaría DEMASIADO sosa... os traigo una pequeña pista. ¿Alguien la averigua? 



Mucho te quiero perrito, pero de acabarte poquito

Últimamente no hago más que empezar libros y libros y no poder acabar ninguno. Es algo superior a mí. Como una vocecita que me dice: «¿qué te crees que estás haciendo con tu vida, pamplina? (mi vocecita interior a veces es un poco cruel conmigo D: ) Hay demasiados libros en este mundo y muy poco tiempo en tu vida para perder el tiempo con algo que no te gusta»

Y claro, eso me pone en un tesitura. Me niego a reseñar un libro que no he terminado de leer. Mi ética y religión me lo prohiben, así de claro. Cuando yo critico y mando algo a la lista negra coffcoffCrepúsculocoffcoff es porque lo he leído y sé de lo que hablo, no simplemente me apunto a la moda. Pero también pienso... ¿Acaso no debería hacer el esfuerzo y terminarlo para reseñarlo y compartir con los demás lo poco que tal o cual libro me enganchado?

Lo siento, pero no tengo ánimos ni fuerzas para eso. El libro con el que me ha pasado ahora es Maravilla de Lavyrle Spencer. Todos los otros que he leído de ella me han encantado pero es que este ha estado todo muy masticado desde el principio. A mí me gustan los romances que cuestan. Los tira y afloja. Los desengaños. Los equívocos entre pareja. Y ¿por qué no? Que haya terceros, cuartos y quintos en discordia que líe un poco más la trama si hace falta.

¿Y vosotros qué hacéis? ¿Acabáis el libro una vez lo habéis empezado aunque no os guste o cambiáis?

Necesito leer romántica que me enganche. ¿Sugerencias? Os estaré muy agradecida  ♥

Cuando tus padres son supervillanos... Runaways


Leí Runaways allá por el 2007, cuando salieron por primera vez en América y yo estaba en la cumbre de la ola comiquera. Decir que la serie me fascinó, sería quedarme corta. MUY CORTA. No me acuerdo la periodicidad de la colección, supongo que un número nuevo al mes, como siempre, lo único que sé es que yo estaba como loca esperando que saliera el siguiente para saber qué leches pasaba con Princesa Poderosa, Arsénico y si por fin Lucy in the sky se liaba con Hermana Grimm. Pero creo que me estoy adelantando demasiado. Dejadme que os presente un poco la historia. 

Alex, Gert, Nico, Chase, Karolina y Molly son seis chicos de la sociedad adinerada de California. Casas en Malibú, padres productores de Hollywood, médicos... Vamos, que todos tienen la vida llena de lujos que a más de uno (entre los que me incluyo) nos gustaría tener. Y, como millonarios excéntricos que son, cada año las seis parejas se reúnen para hablar del proyecto solidario que montarán ese año, dejando a sus hijos aburridos jugando en la sala de videojuegos. Pero, con lo que no cuentan es que Alex, el chico negro que veis en la portada, ha descubierto un pasillo secreto en su casa y, como está más aburrido que un piojo en una peluca, les sugiere a todos espiar lo que sus queridos padres están haciendo. Y, como os podéis imaginar... ahí es donde empieza a desatarse la locura. 

En la sala de reuniones se encuentran con unos padres con ropas extrañas. ¡Vamos! Es Marvel, y ellos son chicos de Hollywood. Están acostumbrados a que Los Vengadores y alienígenas invasores rompan las noticias de última hora. Que sus padres sean superhéroes, puede ser lo más genial que les ha ocurrido jamás. Hijos de superhéroes, como Iron Man o El Capitán América... puede que incluso, para delicia de Molly, Lobezno  Eso es maravilloso... Ey! Esperad un momento, ¿qué hace ahí esa chica con pinta de putilla? ¿Y por qué el señor Wilder tiene una daga en la mano? ¿Qué está a punto de... ¡OH DIOS MÍO! ¡El padre de Alex acaba de matar a una chica con la ayuda de todos los demás! ¡Oh, no! ¡Oh, no! ¡Corred! ¡Que no sospechen! ¡CORRED!

Desde esa misma noche, los chicos se escapan dispuestos a destapar a sus padres y la organización para la que parecen trabajar: El Orgullo. De casa en casa, recogiendo pruebas antes de largarse para trazar un plan de ataque, descubrirán que cada uno encierra algo especial... Karolina, es extraterrestre llena de colorines que puede volar, Nico hija y heredera de dos grandes hechiceros, los aparatos de científico loco de los padres de Chase les darán unos guantes lanza fuegos y un vehículo invisible, la herencia de Gert, descubierta antes de tiempo, es un dinosaurio del futuro modificado genéticamente para obedecer sus órdenes, Molly se hace mayor, entra en la pubertad y sangra... por la nariz, como todo mutante con poderes mentales y Alex... bueno, Alex es un friki inadaptado adicto a los juegos de rol y con una mente estratega digna de cualquier general.

Me parece una serie magistral. Un arco bien llevado, con sus momentos de tensión constante, con unos personajes redondos y magníficos y toques de fantasía y misterio que son la delicia del lector. Porque, no os creáis que son unos boy scouts perfectos... Hay un topo entre ellos. Alguien que se comunica con los padres malos malosos y que les asegura que sigue siendo fiel a ellos y al Orgullo. Yo fui incapaz de adivinar quién era hasta el mismísimo final en el que explota todo y me tiene el corazoncito en un puño >.<

Si tengo que quedarme con un sólo personaje, me quedo con Gert... cínica, sarcástica, amante de las películas de culto y ese sexto sentido para rebelarse contra sus padres por cualquier cosas y saber que siempre fueron malvados. Aunque bueno, yo creo que eso se debía más a las hormonas juveniles y la pubertad que a que de verdad se oliera algo.

Yo me quito el sombrero ante estos dos artistas del cómic que son Vaughan (guionista) y Alphona (dibujante). Los personajes se hacen reales, traspasan el papel y lo mismo te hacen reír que desesperarte y angustiarte. Además plantea una situación que yo siempre me he preguntado: «Si tuvieras poder y la capacidad de usarlo... ¿lo harías para el bien o para el mal?» Yo no estoy demasiado segura de que no me tentara el lado oscuro. ¿Y vosotros?

En definitiva, Runaways es una historia que os encantará a todos los amantes de la fantasía y los cómics (o novelas gráficas, como ahora se empeñan en llamarlos). Tiene todos los ingredientes para mantenerte pegado a las páginas hasta saber quién es el maldito traidor. Y tú, ¿huirías también de casa por lo que crees correcto?   

De ebooks a precio de oro y piratería ¿injustificable?

Últimamente, soy un poco monotemática en twitter. Además de proclamar a los cuatro vientos cómo las palomas hacen guarrerías españolas al otro lado de mi ventana o cómo me motiva el cambio que ha dado Andrea en estos últimos capítulos de The Walking Dead, estoy bastante quejica. Y el motivo de tantas imprecaciones, tantas cabreos que me cojo y tanto desgaste de tarjeta de crédito en Booky son los precios que encuentro en los ebooks en español. Precios que lo único que me hacen pensar es: ¿Pero estos de la editorial piensan que soy gilipollas o qué? 

Y otra cosa no, pero que en mi propia cara intenten timarme... como que me fastidia un poco. La verdad. 

Pero vamos a empezar por partes. Hablando desde el lado más opinativo y basándome en lo que veo en una editorial y en otra. Sin recibos ni experiencia en el sector de la distribución. Hablando como consumidora, como supongo, seréis la mayoría de los que estéis leyendo este, llamémosle, artículo

No voy a entrar en el precio tan demencial que está alcanzando el libro en papel, porque entonces tendríamos que estar aquí hasta mañana. Y me liaría a decir cosas poco amables y tampoco es el caso.  Que en una época en la que cada noche la mayoría tenga que dar las gracias al cielo, al infierno o al mismo Shiva hecho carne por poder llegar a fin de mes, me pongan un libro en librería a 18, 20, 22 euros, no sólo lo considero una locura sino una estrategia de márketing y ventas muy deficiente. No paran de llegarnos noticias de cómo (¡gracias en parte a la subida de IVA! ¡Gracias! Puede que vosotros con los millones que robáis podáis permitiros cine, teatro y CULTURA todos los días. Espero que se os atragante) el consumo de cultura baja, baja y baja un poco más. ¿La gente se ha vuelto más tonta? No lo creo. ¿La televisión ha conseguido lavarnos el cerebro a todos? Lo dudo. ¿Entonces? Bueno, supongo que esa gente no tan tonta prefiere comer, vestirse y tener luz y calefacción a que le estafen 9 euros por un cine o, lo dicho, 22 eurazos por un libro que les va a durar, ¿qué? ¿1 semana? ¿2 si encima resulta que es un coñazo y te acuerdas de todos los parientes del autor por esos 22 euros que te han clavado? 

Pero pasemos al tema que nos ocupa. Los e-books. Se supone que estamos evolucionando poco a poco con la tecnología. El regalo estrella de las últimas dos navidades han sido los iPads, tablets, kindles y cualquier otro e-reader que Papá Noel tuviera la deferencia de traernos. Estamos en la ola y cada dos por tres, las editoriales nos venden la moto con que ellas también se modernizan (¡ojo! que hay ejemplos muy buenos de quién sí que diré más abajo) y, surfeando ellas también con nosotros, sus títulos estarán en todos los formatos... ebooks incluidos. Y piensas: ¡Woooow! ¡Genial! Voy a poder tener por unos pocos euros un libro que tengo muchas ganas de leer y sin necesidad de ir a la librería (o, como deduces más tarde... sin ninguna clase de intermediario: ni librero ni distribuidor ni camionero ni hombre majete y risueño de la impresa ni leñador corta árboles que nos proporcione papel. ¡Todo un ahorro!) 

¡ERROR!

Voy a contar el ejemplo que me ocurrió ayer, que podría extrapolarse a otros tantos que me han pasado en los últimos tiempos. Imaginadme. A punto de terminar un libro, decidiendo ya mis próximas lecturas y navegando por facebook, veo reseñas y gente hablando de Amos y Mazmorras de Lena Valenti y me digo: «Mmmm ya me dejaron algunos de su saga vanir hace tiempo y me gustaron mucho. Estos también tienen muy buenas críticas y, como a pesar de la edición tan mala que tienen en papel valen una pasta, me los compro en ebook y los leo y reseño». Voy yo, toda inocente de mí a Amazon, los busco y... ARGHHHHH indignación infinita cuando veo que los ebooks de esta saga valen 12,34€ y los de Vanir 14,24€. ¡Más caros que las ediciones bolsillo! ¿Estamos locos? ¿Se están riendo de nosotros los lectores? 

Y pienso, ¿que plan malévolo para dominar el mundo ha podido dar como resultado esta aberración? Y la única explicación "coherente" (pero no compartida y más que odiada) que le encuentro es que la editorial NO quiera que lo compremos en ebook y que sólo miran por ellos y su propio beneficio y quieren dar salida a los de papel y obligarnos a comprar esos. Y claro, todo eso hace que me cabree aún más. Y que las ganas de leer el libro no sólo se evaporen sino que sienta un completo rechazo a cualquier cosa que venga de la editorial. No es nada personal con la autora ni con la historia, pero no me gusta que se aprovechen de mí ni del dinero que tanto me cuesta ganar. 

Y estoy segura de que no es el único ejemplo. Rubí en ebook está a 13 euros y en papel a 14. Yo ya no sé si reír o llorar. Señores de la editorial me encantaría que alguno me explicara y justificara esos precios. Lo mismo es que yo soy una completa ignorante y estoy hablando por hablar, pero sin papel, sin sitio físico en una librería, sin distribuidor (ese gran demonio que se queda toooooooodo el dinero), sin libreros, sin... NADA... ¿qué es lo que encarece entonces la versión digital frente a la de papel? ¿El ansia avara de quienes publican? Porque os aseguro que el autor no ve muchos más beneficios en digital. Me gustaría una explicación. De verdad, quizás así me ahorraría el odio infinito cuando veo tal desfachatez para nosotros los lectores. 

¿Duermen tranquilos? ¿Se llevan las manos a la cabeza cuando ven la cantidad de piratería que existe? Ya lo dijo Tomás Moro: Primero los convierten en ladrones y luego los condenan por ello. ¿De verdad es tan condenable e increíble que la gente se niegue a pagar ese precio por algo que no lo merece? ¡Que por 14 euros, un ebook debería recitarme el libro a distintas voces y arroparme bien cuando me vaya a acostar! ¿Es tan descabellado? Que en estos tiempos, el pensamiento ha cambiado, la gente quiere poner de su parte, ayudar, ser legales, pagar por algo que van a disfrutar... lo que no quieren es que les tomen por idiotas, que les aprieten más de lo que ya lo hacen en la vida real. Veo mucho sentido a lo que digo, pero lo mismo estoy confundida. Señores, no nos engañemos, no estamos comprando un bien físico (que sería el libro papel) sino una copia DIGITAL. Una copia que vendiendo 10 o 100.000, el coste es el mismo para la empresa.

No quiero que todo esto se saque de contexto. No estoy defendiendo la piratería, pero si quiero hacer ver que el problema principal de que exista es de las editoriales con precios tan abusivos. El trabajo debe pagarse, por encima de todo. El autor y su trabajo debe ser reconocido y remunerado, pero esa no es ninguna excusa para que las editoriales hayan visto un rendija por la que sacar más dinero si tienen la suerte de que nosotros caigamos. Me encantaría saber el porcentaje del autor en digital, sobre todo cuando el ebook pasa de 12€. 

Editoriales que creo que lo hacen bien en cuanto a sus precios digitales son, por poner un ejemplo, Ediciones B, Versátil y Kiwi. Al menos hasta el momento. Todo puede ser que mañana, sólo por llevarme la contraria, suba el pan. 

Y vosotros, ¿cuánto es el límite para comprar un libro digital? Yo más de 5 euros me niego en redondo. 

EDITO: Me parece más que justo y útil ir editando conforme vosotros mismos me vayáis recomendando editoriales que de verdad cumplen con el espíritu tecnológico justo.
@Xalfdm2 recomienda Ediciones Babylon y Nowevolution 

Reseña - Los Cien Mil Reinos

Los Cien Mil Reinos - N.K. Jemisin
Ed. Minotauro - 5,95€
5/5
«Mi nombre es Yeine, y aunque tan sólo tengo diecinueve años, soy la baronesa de Darr. Hoy he sido llamada a palacio por Dekarta Arameri, que es mi abuelo y también el monarca de los Cien Mil Reinos, protegido y designado por el propio Padre Celestial, nuestro Dios. Una vez hubo tres Dioses, pero dos de ellos murieron, o eso es lo que nos dijeron. Se dice que los descendientes de Darr llevan en su sangre un secreto que se remonta a aquella lejana época en que los tres dioses caminaban entre los mortales. Quizá mi abuelo me haya llamado para tenerme a su lado como capricho, o quizá quiera presentarme en la corte real para unirme en matrimonio de conveniencia. Quizá quiera revelarme ese secreto de sangre, aunque me temo que saberlo, según los libros sagrados, equivale a estar muerto.»
Yeine de Darr es una exiliada del bárbaro norte. Pero al morir su madre en extrañas circunstancias, es convocada a la majestuosa ciudad del Cielo. Allí, para su asombro, descubre que es una de las posibles herederas al trono. Pero la corona de los Cien Mil Reinos no es un premio fácil de conseguir y Yeine se ve implicada en una cruenta lucha por el poder.

Desde que leí la reseña de Beleth, sabía que yo TENÍA que leer este libro. Saturada como estaba de tanto juvenil se me despertó la bombillita y dije... «mmmm fantasía, dioses sexys, una protagonista con un par...». A nadie le amarga un dulce, no nos vamos a engañar, ni un libro como este puede decepcionar a nadie que lo lea. ¿No os pasa también a vosotros que cuando tenéis que escribir una reseña de algo que os ha gustado tanto, tenéis miedo de no saber plasmar todo lo que tenéis dentro, lo que el libro os ha hecho sentir, para contagiar y animar a la gente que os leerá? Yo estoy ahora mismo con ese tembleque dentro del cuerpo, pero nadie podrá decir nunca que no le hago frente a los desafíos. 

Aunque al principio pueda parecer un poco lioso, nos encontramos con Yeine, una joven de una tribu del norte que no solo es la jefa de dicha tribu (y, como veremos más adelante, una auténtica guerrera), sino la hija bastarda de la heredera directa de Los Cien Mil Reinos. Y ahora su madre no sólo está muerta, sino que su déspota abuelo ha requerido su presencia en El Cielo, la capital del Reino, donde sabe que lo mejor que va a conseguir es la muerte. 

A mí me han faltado horas. Me han faltado días. Me ha faltado poder parar el tiempo y disfrutar más de todas esas sensaciones que me estaba provocando por dentro. Los personajes son maravillosos, la historia tiene un complejidad increíble que la autora ha sabido manejar de una manera asombrosa y la ha hecho fácil para el lector... Trato inútilmente de encontrar algún contra, un punto negativo al libro, y soy incapaz. Así de claro lo digo. INCAPAZ

En Los Cien Mil Reinos, los dioses están subyugados a los Arameri. Tras la Guerra de los Dioses en el que Itempas, uno de los tres, salió vencedor, condenó a todos los demás a ser meros esclavos de los Arameri: viles, corruptos y crueles. Nahadoth, dios de la oscuridad, es uno de los mejores personajes que me he encontrado en mucho tiempo. Su aspecto (tan irreal), su psicología (tan compleja) hace que te sientas atraída irremediablemente hacia él, que caigas en su embrujo, que seas capaz de querer arriesgar tu vida mortal por una sola mirada del dios. Y, además, tengo que resaltar que gracias a Nahadoth, Yeine y la pluma de Jemisin, he leído una de las mejores y más elegantes escenas de sexo que he leído nunca. 

Pero no sé si ha sido que me ha pillado en una época sensible o qué, pero quien a mí me ha robado el corazón ha sido Sieh, el dios de las travesuras. Un dios que por miles de años que tenga, es el espíritu y la encarnación de la niñez. Un dios caprichoso como un niño pero tan tierno y bueno. Un niño que echa de menos a su madre y que necesita cariño y atención. 

Además también me ha asombrado la crudeza de algunas escenas y/o costumbres y prácticas que se describían. No puedo contaros más por miedo a spoilers y porque de verdad quiero que descubráis cada secreto y cada detalle de esta maravillosa historia vosotros mismos, pero tenéis que saber que se han acabado los enamoramientos dulces y los horrores humanos pasados de largo. El Cielo es un lugar cruel y los Arameri son dignos anfitriones de él

Y que no os eche para atrás el hecho de que sea una trilogía y el segundo se publicara en el 2011 y no se tengan noticias del tercero. Este libro es bastante autoconclusivo y, aunque puedan aparecer personajes de esta en los siguientes, la historia de Los Cien Mil Reinos queda muy bien cerrada. 

«En definitiva, Los Cien Mil Reinos es un libro que cualquier amante de la fantasía no puede dejar pasar. Ya sea porque quieres unirte a los Arameri y su mundo de perversión o porque quieras dejar que Nahadoth te muestre el verdadero poder de la oscuridad»

Aventuras y desventuras de MariLoli Baker en el ciberespacio de Elena Martínez Blanco

Aventuras y desventuras de Mariloli Baker - Elena Martínez Blanco
Ed. Versátil - 13,90€
3/5
“Existen muchas razones para abrir un blog: mi vida amorosa era un completo desastre y mi trabajo no me llenaba así que, ¿Qué mejor para desahogarme que abrir uno y disfrutar de la libertad que me otorgaba el anonimato de firmar mis post como “La Mosca”? Y no se me dio mal, porque en poco tiempo obtuve bastantes lectores por el descaro con el que hablaba de los hombres. Lo que no pude imaginarme ni en sueños fueron las consecuencias que tendría contar en mi blog cómo me había enamorado de Ramón, un cordobés al que acogí durante unos días en casa. Y es que Ramón, que me tenía loca, guardaba un secreto que iba a revolucionar la red… y mi vida.“
¿Preparad@s para conocer las aventuras y desventuras de Mary Loli Baker en el ciberespacio? 
*Con la colaboración exclusiva de Alfonso Aguado (fundador del grupo musical los Inhumanos en el papel del Pater Iracundus)

Dolores, alias Mariloli, es una mujer corriente, moliente y doliente. Tiene sus curvitas, sus pasiones secretas, sus diversiones, preocupaciones y decepciones. Porque la vida es así, chicas. Una de cal y dos o tres de arena en el mejor de los casos. Y es que Mariloli sufre el síndrome de la «perfecta amiga»... lo que para nosotras vendría a ser un ejemplo aplicado de la maldición del «amigo buena gente».

—¿Es guapo tu amigo? 
—Bueno... es buena gente. 
Horror. Desolación. Desesperanza... sobre todo si eres tú el protagonista de tan agoreros apelativos. 

Pues igual. Todos los hombre de su vida la ven como una consejera ideal, una amiga a la que contar tus preocupaciones por otras y la amiguita maja con la que irte de copas cuando lo único que quieres es desconectar y no preocuparte de atracciones sexuales ni nada parecido. Y eso, a la pobre Mariloli, la tiene harta. ¿Y a quién no? Ella quiere pasión en su vida, quiere revolcones, sentirse querida, deseada... Y todo eso, mezclado con una gran cucharada de impulso por recuperar la autoestima, es lo que la anima a abrir un blog, un diario online... donde poder desahogarse con todo aquel que quiera leerla. Quien fuera mosca en tu pared será su vía de escape y el impulso final que necesita para dar el cambio de 180º que su vida necesita.

Las Aventuras y desventuras de Mariloli en el ciberespacio es la primera incursión de Elena en el mundo de la publicación. Un chick lit ligero y simpático que te hará pasar un buen rato. La estructura de la historia, esbozada a través de distintas entradas en sus blogs de los personajes que aparecen en la novela (tanto los principales como los secundarios), es una forma curiosa y novedosa de acercar al lector a estos personajes. A través de las entradas de Mariloli conoceremos a una mujer llena de inseguridades y rechazos que, a pesar de todo, no pierde la esperanza de encontrar en algún momento al amor de su vida.

Me gustaría resaltar a personajes como El sombrerero loco o Pater Iracundus, personajes muy reales que, si le echáis un poco de astucia y conocéis el mundillo literario, sabréis quiénes son. Incluso la propia MandarinaBell, con su blog y desparpajo, es nuestra Anabel. Y en contra posición a todo, el troll que todo blog que se precie debe tener: Pater Iracundus. Un señor chapado a la antigua y bastante retrógrado con demasiado tiempo libre, que estará ahí en cada entrada para censurar la actitud libre, despreocupada y moderna que tiene Mariloli sobre la vida.

Si tuviera que sacarle algún pero a la novela es que, muchas veces, Mariloli tiene comportamientos y formas de pensar que yo no comparto. Pero eso es algo personal de cada uno.

En definitiva, si te gusta el género chick lit y te apetece un bocadito de realidad, Mariloli es una buena opción. Estoy segura de que te gustará y disfrutarás de sus aventuras cibernéticas. 

Parodia Juego de Tronos

Acabo de ver esto por twitter y no he podido resistirme a compartirlo con vosotros. ¿Cómo creéis que sería Juego de Tronos si no fuera más que una serie chuchurra en un insti americano? Yo ya soy mega fan de esos Greyjoy con marcapacas ajustaditos ♥ ____ ♥

Book Tag Los 7 pecados capitales de leer

En Málaga, como supongo que en la mayoría del resto de España, llevamos con unos días locos. Llueve, hace sol, vuelve a llover, sigue lloviendo... Así que cuando me despertaba y decía: «bien, luz y sol para grabar» pues no. Cuando lo tenía todo listo ya, volvía a nublarse y no se veía ná' de ná'! Pero bueno. Al final lo conseguí y aquí traigo un nuevo Book Tag: Los 7 pecados capitales de leer


Y ya sabéis: Zi me queréi... Zuzcribirze! 

Relato - La lágrima del Polichinela

Hace un tiempo, me propuse escribir relatos cortos con canciones que la gente me iba sugiriendo. Espero poder retomar pronto la práctica, que la verdad es que me venía muy bien para «desengrasar» un poco mis ateridos músculos. Este es uno de mis favoritos. Muy, muy triste, eso sí. Pero me mueve algo dentro. La inspiración vino de la mano de Philarmonie y la canción que debéis poneros de fondo es Ruby Tuesday de Los Rolling

LA LÁGRIMA DEL POLICHINELA

—¿Dónde estoy? —susurró con cierto temor.
El ruido de unos pasos a su espalda le hizo girarse. El miedo infantil a la oscuridad pronto quedó sustituido por la sorpresa y la fascinación ante el hombre que encontró. Sonreía, de una manera extraña y triste, pero eso el niño no lo notó.
Se acercó hasta él y lo miró de arriba abajo, escrutándolo, trabajando para que su limitado entendimiento pudiera encontrar una explicación a porqué un payaso se encontraba frente a él en una habitación a oscuras. Una habitación sin paredes ni límites que él pudiera determinar. El niño alzó el brazo y tocó la pintura blanca de la cara del hombre, borrando con su dedo la lágrima negra dibujada bajo su ojo. Dio un paso atrás y sonrió satisfecho ante lo que había hecho.
—¿Estás triste? —su voz era quizás demasiado chillona para su corta estatura, pero eso no evitó que la sonrisa de medio lado del desconocido se ampliara.
Él negó con la cabeza.
—Entonces no deberías llorar.
—No lo hago —le respondió con una reverencia.
Era un payaso extraño, pensó el chiquillo. Un payaso incapaz de hacer reír.
—Sí que estabas llorando —el niño levantó su dedo manchado de blanco y negro y se lo mostró. Su tono de voz cambió. —¿Vas a decirme ahora dónde estoy? Quiero volver con mi mamá.
El payaso lo miró a los ojos y lo atrapó en ellos. Sus manos comenzaron a moverse con rapidez y movimientos exagerados y deliberados, tal y como lo haría un mago con chistera encima de un escenario. Curioso, el niño lo miró mientras sus ojos seguían aquella danza frenética y enigmática. Los guantes blancos hablaron sin palabras, prometieron sin voz, se retorcieron y la sonrisa mellada del muchacho le confirmaron que habían cumplido su misión. En sus manos, un muñeco de trapo con un solo ojo y ajado apareció.
—¡Martín! —gritó el niño y se lanzó a por él.
Sin poder creérselo, lo tomó entre sus manos y lo alzó. Lo acunó en sus brazos y lo acarició con una devoción que conmovió al payaso. Dos lágrimas solitarias resbalaron por las mejillas pálidas y frías del niño.
—Creía que mamá lo había tirado hace tiempo.
—Lleva esperándote mucho tiempo. Aquí. Sabía que volverías a por él —se arrodilló frente al niño y esta vez fue su turno de borrar las marcas saladas de aquel rostro salpicado de pecas. —¿Por qué lloras? Creía que esto te haría feliz.
—Soy feliz —dijo llanamente—. Aunque sé que no debería. Mamá se va a enfadar conmigo. Me repitió… —sin resistirlo más rompió a llorar con fuerzas, allí plantado, indefenso y sin la seguridad con la que había gozado toda su vida.
El payaso lo miró desconcertado. El muchacho se sorbió con fuerza la nariz y con la manga de su jersey arrastró lágrimas, mocos y miedo. A los pocos segundos, se atrevió de nuevo a abrir los ojos y a mirar de nuevo a aquel desconocido.
—Me prohibió salir de la casa y subirme al árbol del jardín—. Dos corazones se partieron en aquel momento y una lágrima negra volvió a dibujarse sobre el talco blanco—. Pero no le hice caso. Yo sólo quería ser un pájaro. Volar lejos, alcanzar las nubes y las estrellas. Quería cantar, extender mis alas y volar.
—Lo sé, pequeño —su mano vacilante se posó sobre su cabeza y le revolvió el pelo.
—Mamá se va a enfadar por desobedecerle— repitió el niño, asustado.
—No se va a enfadar.
—¿Me lo prometes?— el niño estrechó al muñeco con más fuerza contra su pecho, buscando en él el consuelo que necesitaba.
—Te lo prometo.
El niño volvió a mirarlo fijamente, con sus enormes ojos verdes.
—Tampoco quiero que llore— musitó, rindiéndose a la evidencia.
—Ella no está llorando.
—Pero lo hará. Lo sé.
El payaso volvió a incorporarse y tomó al niño de la mano. No dijeron nada mientras caminaron, cada uno sumido en sus propios pensamientos y sus culpas. Martín colgando de la mano libre del niño, rozando el suelo con el trapo que le servía de vestido. Los tres llegaron hasta una enorme puerta blanca con una aldaba dorada justo a la altura del niño. Éste miró atentamente el destello que arrancaba una luz extraña y antinatural de la pieza y luego miró a su acompañante, aún agarrado de su mano.
—¿Qué hay detrás?
—No lo sé— respondió encogiéndose de hombros—. Pero hay alguien que espera por ti.
—¿Alguien?— susurró el muchacho soltándose de la mano y llamando a la puerta.
—Alguien que huele a tarta de manzana y canela.
La puerta se abrió con una lentitud casi pasmosa. El calor y un olor familiar invadió todos y cada uno de los sentidos del niño que, sin poder creérselo, volvió a empapar sus ojos. Conocía bien aquella cocina, aquellas cortinas, aquella sensación de paz y seguridad. La conocía, por eso se obligó a no confiar en lo que sus sentidos le estaban gritando.
No podía ser real.
—Antonio, si te quedas ahí se te va a enfriar— aquella voz…
—¿Abuela?
El niño dio un paso hacia delante y la puerta se cerró tras él. Y un único deseo pasó por la mente del payaso al mismo tiempo que la lágrima desaparecía de su rostro.
Ojalá todos fueran tan fáciles…

Sí, quiero de Lisa Kleypas


Sí, quiero - Lisa Kleypas
Ed: B de Bolsillo - 12,95€
3/5


Andrew, lord Drake, ha sido desheredado por su padre a causa de la vida disoluta que lleva. Para volver a ganarse su favor, Andrew decide fingir que ha cambiado sus malos hábitos.Como parte de su plan, quiere convencer a su padre de que está cortejando a una mujer respetable con la intención de casarse con ella. El problema es que no conoce a ninguna mujer decente, excepto Caroline Hargreaves, la hermana solterona de su amigo. De modo que hace chantaje a la reacia joven a fin de que lo ayude, y así comienza la farsa.


Que Lisa Kleypas es una de las maestras de la romántica al menos en mi humilde opinión, es todo un hecho.  Con esta mujer me pasa como con Nora Roberts, incluso más, ya que algunas novelas de Norita no me han gustado nada de nada y no las he podido ni terminar, y gracias a la Diosa, con Lisa eso nunca me ha ocurrido. Gracias a las chicas de Pasajes Románticos, me enteré que esta novela corta pertenece, en realidad a la antología romántica Wish List, pero que Ediciones B ha decido publicarla independiente y lo que más me ha gustado, que Lord Drake ya aparecía en la novela Porque eres mía. Así que, como suelen decir, todo queda en casa. 

Lord Drake es un calavera de la peor calaña que hay. De esos que conoce las alcobas de todas las damas de sociedad y que pasa sus días borracho y perdiendo dinero en las casas de juego. Pero claro, cuando Lord Rochester amenaza con desheredarlo y le ve las orejas al lobo, haría cualquier cosa por engañar al viejo y no perder ni una libra de su herencia. 

Como algo obligatorio en este género, los dos protagonistas no pueden ser más antagónicos. Andrew es desvergonzado y experimentado, mientras que Caroline es una chica recatada, de fuertes convicciones morales y con una reputación intachable. Ya desde el inicio, saltan chispas entre los dos. Que ella sea tan diferente a todas las mujeres con las que suele juntarse es la mecha que prende el interior del conde. Además, todo se adereza con pequeños detalles íntimos entre los dos desde un principio, como que él le quite las gafas de la nariz siempre que quiere y se las limpie con su propia blusa sin apenas conocerla. La historia es tierna y dulce. La clase de historia a la que Kleypas nos tiene acostumbradas. No he sufrido en ningún momento, porque ya desde el principio se sabía que iba a ser una historia con final feliz, sin embargo, esto no ha impedido que disfrutara de la historia. 

Es una novela corta, eso se ve nada más coger el libro, y eso puede ser tanto un pro como un contra. Las cosas deben pasar deprisa, se debe ir al grano y eso hace que «la magia del enamoramiento» desaparezca. Los flechazos son instantáneos, no hay profundización en el porqué el personaje cambia tanto por ella... Y confieso que soy de esas a las que les gusta sufrir un poco con los personajes y gritarle los idiotas que son a las páginas. Sí, aunque soy consciente de que NO pueden contestarme. Ese es el problema de las novelas cortas. Me he quedado con ganas de saber más de Caroline y su hermano, de esa madre tan insufrible al más puro estilo "mamá Bennet" o incluso esa infancia tan horrible de Andrew que le ha hecho ser como ahora es. Incluso ese amago de jueguecito entre Andrew y la tercera bruja en discordia al más puro estilo Las amistades peligrosas. Querría que Sí, quiero hubiese sido una novela normal. De verdad que sí. 

Pese a todo, ha sido un buen tentempié. Sí, quiero es de esas historias que devoras rápidamente entre parada y parada de autobús. Fresca y tierna. 

Ganadora del concurso Mi último Reino

¡Soy lo peor! Con todo este cambio de diseño de blog y mi tristeza de semanas, olvidé anunciar a la ganadora del concurso Mi último reino. Espero que me perdonéis. Muchas gracias a Dixy por recordármelo. 

Así que, para no alargarlo más, la ganadora del ejemplar de La última princesa porque ha creado el reino que más me ha hecho reír es Desfamousstar

Y la respuesta ganadora: 

Haría TAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANTOS CAMBIOS con respecto a nuestra sociedad...
lo primero: no crearía Senado, ni permitiría sueldos desorbitados a quien no se lo merece, haría un cambio en el sistema académico. No permitiría la crueldad animal, bajo pena de la ley del Talión (ojo por ojo...). Tampoco permitiría la infidelidad, ni delitos sexuales castraría a los culpables de estos.. hihihihi
Basicamente, en mi reino sería todo bastante equitativo.
Además, no permitiría que existieran tiendas feas, ni que mi pueblo vistiera sin gusto alguno haha
Resumiendo, sería un reino reorganizado, donde cada uno tendría su función, donde reina la armonía, estaría lleno de parques habitados por unicornios y todo el mundo sería feliz (excepto los castrados hahaha)

Me pongo en contacto contigo para darte tu premio. Y los demás atentos, que el blog está muy cerquita de una cifra importante :D 

Mensajeros de Oz cumple un mes lleno de alegrías

Hoy, 6 de marzo, Mensajeros de Oz cumple un mes de vida. Un mes que ha estado lleno de alegrías, sorpresas y satisfacciones por los cuatro costados. La acogida que le habéis dado al proyecto ha sido brutal, ni en mis mejores sueños me esperaba que, cuando tuve la idea (y no era más que un tímido esbozo) le dierais esta acogida y empezarais a mandar cuentos como lo habéis hecho. 

Hemos recibido cuentos desde Zurich y los Emiratos Árabes... ¡IMAGINAOS!



Vamos a darle caña a este último mes que nos queda. Vamos a darlo el todo por el todo. Vamos a escribir, mandar, avisar a nuestros amigos, contactar con los escritores, ilustradores y fotógrafos que conozcamos por si quieren participar. Consigamos, entre todos, que este proyecto sea grande, precioso y cumpla su cometido de ayudar a todos esos niños y sus familias que lo necesitan. ¡Podemos! 

Si decido quedarme de Gayle Forman

Si decido quedarme - Gayle Forman
Ed: Salamandra - 6 euros
4/5
Mía tiene diecisiete años, un hermano pequeño de ocho, un padre músico y el don de tocar el chelo como los ángeles. Muy pronto se examinará para entrar en la prestigiosa escuela Julliard, en Nueva York, y, si la admiten, deberá dejarlo todo: su ciudad, su familia, su novio y sus amigas. Aunque el chelo es su pasión, la decisión la inquieta desde hace semanas.
Una mañana de febrero, la ciudad se levanta con un manto de nieve y las escuelas cierran. La joven y su familia aprovechan el asueto inesperado para salir de excursión en coche. Es un día perfecto, están relajados, escuchando música y charlando. Pero en un instante todo cambia. Un terrible accidente deja a Mía malherida en la cama de un hospital. Mientras su cuerpo se debate entre la vida y la muerte, la joven ha de elegir si desea seguir adelante. Y esa decisión es lo único que importa.

Este libro lleva en mi estantería una cantidad de meses indecentes en los que no le he hecho ni caso. Mis estupendísimas jefas de Círculo me lo regalaron pero, a sabiendas de que el tema que trataba era de esos que te hacen querer cortarte las venas, me convencí de que este libro no era para mí. «Bastante drama tienes ya en tu vida, Lea», me decía, «como para agregar más por puro placer». Pero ayer, entrometiéndome, como siempre hago, en una conversación en twitter entre las estupendas CarlotaPresiosa, Papalbina y Nerea_Marco, me recomendaron encarecidamente que me lo leyera. Así que como no tenía yo el cuerpo para romances, hice un paréntesis y me lancé a sus páginas. 

¿Sinceramente? No estaba preparada para lo que me he encontrado en esta historia. Mia tiene la suerte no tan común de tener una familia maravillosa. Sus padres son todo lo que cualquier crío ha deseados siempre. Son rockeros, permisivos y enrollados. Y además tiene un hermano pequeño, Teddy, con el que tiene una relación de lo más especial. ¿Tanto? Que ella fue la primera persona a la que Teddy vio cuando nació o a la que busca cuando se hace daño para que le de uno de sus besos mágicos o a la única que permite que le lea un capítulo de Harry Potter antes de irse a dormir. Además, por si esto fuera poco, tiene un novio que la adora, una mejor amiga que haría cualquier cosa por ella y la escuela más prestigiosa de música del país está a punto de aceptarla. Una vida idílica, ¿verdad? Lástima que todo eso quede arruinado por un horrible accidente de coche que la deja en coma y sólo ella, o mejor dicho, su espíritu, podrá decidir si luchar por la vida o dejarse arrastrar por la paz que puede proporcionarle la muerte. 

Con una exquisitez pasmosa, Gayle Forman nos cuenta una historia desgarradora, triste y desesperada. Una prosa cercana, con la que el lector se sumerge en la historia viviendo y sufriendo con Mia esas angustiosas horas, esperando su decisión y temiendo por ella. A través de lo recuerdos que va evocando, conoceremos no sólo a Mia, la violonchelista, sino a toda su familia y amigos. Gente tan maravillosa y cercana que se ganan tu cariño prácticamente desde la primera aparición. Reconozco que al principio se me hizo un poco difícil identificarme con Mia. La veía tan inaccesible y distante, que no comprendía cómo podía despertar tanto amor entre quienes la rodeaban. Pero luego comprendí que el no sentir que encajaba era lo que le hacía comportarse así. El no creerse a la altura del amor que recibía. No sentirse lo suficientemente buena... y no sólo la he comprendido, sino que también se ha ganado mi cariño. 

«En definitiva, Si decido quedarme es de esa clase de libros que no sólo te hacen llorar, sino que mueven tantos sentimientos en tu interior que cuando cierras el libro, parece que te haya arrollado un tren emocional. Uno de esos libros que te hacen sentirte viva y que te llegan a lo más hondo de tu ser. Una lectura obligada para todos los amantes de la literatura»

Y vosotros... ¿decidiríais quedaros? 

Marie April le da un lavado de cara a Be Literature

Los que me leáis por twitter y quienes, además, sigan a la estupendísima Marie April del blog Kiss a book, sabrán que hace unos días gané el concurso que ésta organizaba y en el que sorteaba ni más ni menos que uno de sus geniales diseños para el blog. Fue como una especie de señal divina. Ni os imagináis cuánto llevo queriendo cambiar el diseño a Be Literature, pero mis nefastas dotes para el HTML hacían que cada intento quedara en nada. 

Pues bien, me llena de orgullo y satisfacción enseñaros la preciosidad que me ha hecho y, encima, en tiempo récord. A mí me encanta. Le da ese nuevo aire de profesionalidad y elegancia que quería para el blog. Esta chica es una artista y yo estoy hoy como niña con zapatos nuevos ♥


¿No es precioso? 

Carlos, Paula y compañía de Fernando Alcalá

Me encanta poder traeros estas novedades. Un buen amigo, Fer Alcalá, quedó hace poco finalista en el premio HQN Digital y, desde hace unos días ya podéis encontrar su novela en Amazon. Carlos, Paula y compañía es un dick-lit (un género que no había escuchado hasta ahora) que os sacará más de una sonrisa. 

Hay cosas que un hombre jamás debería consentir. No debería permitir que se le cayera el pelo antes de los treinta, que dejaran de echar el fútbol por la tele, que una chica le ganara a los videojuegos, que alguien comprara su ejemplar reservado de la revista Playboy en el kiosco de la esquina o que, de pronto, su madre se negara a hacerle la colada. Está claro que esto es completamente inaceptable; pero, aun así, por encima de estas cosas, aún hay algo que un hombre no debería pasar por alto: Nunca, jamás en la vida, bajo ningún concepto, en ninguna ocasión, cualquier hombre que se vistiera por los pies debe aceptar que su novia y su mejor amigo más guapo, más listo y con más éxito que él se conozcan. Mucho menos que hablen a escondidas. Y mucho, muchísimo menos, que acaben acostándose.Soy Carlos Martínez, la novia de la que hablo es la mía, el mejor amigo también y eso que he contado antes me ha pasado a mí.Pero afortunadamente no estoy solo en todo este melodrama. Por un lado tengo a Rey, amiga, consejera espiritual y apoyo permanente; y por otro tengo a Óscar, bombero raudo cuando arrecia algún que otro incendio personal o afectivo. Porque que tu novia se haya liado con uno de tus mejores amigos es, definitivamente, no ya un incendio, sino una bomba atómica que requiere de atención especializada; y mis amigos son expertos en eso: en aguantar estoicamente mis explosiones de dramatismo.Claro, que no todo es lo que parece y a lo mejor estoy equivocado en esta historia. Y es que esto es lo que suele ocurrir cuando somos los hombres los que las contamos. Que nos perdemos entre tanta parafernalia emocional. O a lo mejor es lo que ocurre cuando soy yo el que la cuenta, que soy hombre y encima soy yo. No lo sé. De cualquier manera, solo hay que leer para comprobarlo.

Yo ya tengo la mía en mi iPad, ¿y vosotros? 

Book Tag: La Cena Literaria

Sí, al final yo también he caído en esto de los book tags. Además, siempre he querido perfeccionar mis nefastas dotes para la edición de vídeo y creo que intentar mantener al día mi canal de youtube y darle merengue del bueno, es la forma perfecta para lograrlo. Aunque bueno, para empezar, he cambiado el grabar con mi webcam por hacerlo con trípode y cámara y claro, eso se traduce en que la he liado con el encuadre y ha quedado un poco... fatal. Pero bueno, la prática hace al maestro, que dicen. Así que seguiré trabajando para mejorar en esos aspectillos técnicos. 


Y ya sabéis, si os ha gustado el vídeo, la mejor forma de animarme a que siga haciéndolos es suscribiros al canal y dejarme algún que otro comentario ^^


¡Suscríbete y recibe la canción del silencio gratis!

* indicates required