Videoreseña Mil Soles Espléndidos

Pues sigo sin trípode y aún tengo que pillarle el truco a eso de «grabar con una cámara de verdad» y olvidarme de la webcam. Pero... en fin, yo soy así. Ya me conocéis. Iba a escribir una reseña de Mil soles espléndidos de Khaled Hosseini esta mañana y me he dicho: «Leara, con todo lo que te ha gustado este libro, ¿vas a saber plasmarlo?»

Y como no estaba muy seguro he hecho un vídeo, para que al menos veais mi cara. Si mis palabras no os convencen, mis casi lloros sí que lo harán. He flipado con este libro. Muchísimo. Y os animo a todos a leerlo.





Y después de todo esto, ya sabéis, queridos míos, zi os guzzzta... ¡SUSCRIBÍOS!  Os espero allí. 

Cómo reconocer a una mala editorial - Tips para escritores

Buenos días literarios míos, 

Por casualidad, ¿alguien en la sala tiene una cura contra la vaguitis aguditis? Llevo estas dos semanas de vacaciones y no he estado más perrísima en mi vida. Sólo enciendo el ordenador para ver Los Sopranos y eso, queridos míos, no puede ser. Total, que ayer intenté quitarme las telarañas de encima y escribí un post en mi blog personal La Chica de Schrödinger que creo que a muchos de los que me leéis por aquí también os puede interesar. 

En el post doy 6 consejos y trucos para que, a la hora de firmar un contrato editorial, no os den gato por liebre. 




Contrato, Porcentajes, Precios, Pagos... Si queréis leerlo, id a esta entrada. Y ya sabéis, si os ha parecido interesante, compartidlo, igual estos consejillos pueden ayudar a alguien. 



El hombre de arena de Lars Kepler

Siento que tengo sentimientos encontrados con este libro. Últimamente siento que necesito volver a mis raíces lectoras. Volver al thriller, a los asesinatos, la sangre, el misterio... la fantasía. Vale, aquí de fantasía poco, pero ya sabéis lo que quiero decir. También tengo que decir que mi experiencia con los autores nórdicos no han sido del todo placenteras. Hay algo en sus historias que nunca han acabado de convencerme, pero en cuanto leí la sinopsis de El hombre de arena no pude contenerme y lanzarme a por él. 

Jurek Walter es uno de los asesinos en serie más peligrosos de Suecia (que la tasa de criminalidad sueca debe ser bajísima, porque cuando lo pillaron tampoco es que hubiera matado a mucha gente). El inspector Joona Linna es quien mejor lo conoce. No sólo se encargó de su caso, sino que además, es el único que cree en la existencia de un cómplice y, en secreto, ha estado investigándolo todos estos años que Jurek ha pasado preso en un centro psiquiátrico de máxima seguridad. Pero justo cuando todos pensaban que la pesadilla estaba a punto de acabar, aparece vivo una de las últimas víctimas de Jurek y es hora de reabrir el caso y tratar de encontrar a una niña que lleva más de trece años cautiva de ese loco

Si hay algo que debo reconocerle a este libro es el ritmo tan bueno que tiene. Lars Kepler va al grano. Frases cortas, poca descripción, mucho diálogo... es un contrarreloj. Mucha acción en poco tiempo. Y eso se agradece (hasta cierto punto). 

He echado en falta profundidad en los personajes. Describen a Jurek Walter como uno de los asesinos más peligrosos de la historia, pero tampoco creo que haya hecho tanto. No al menos que la policía descubriera. Secuestró a varias personas, las mató y luego se ha pasado años siendo un preso modelo. Pero, inexplicablemente, un comisario que es un James Bond buenorro le tiene un miedo irracional. La maldad de Jurek y su peligrosidad reside en cómo es capaz de afectar psicológicamente a la gente y apenas se profundiza en eso. 

Por otro lado, se presenta a Saga Bauer como una agente excepcional a la que infiltrarán con Jurek para que le sonsaque dónde tiene encerrada a la niña y que será capaz de llamar la atención del asesino, pero tampoco es que muestre demasiado esa nota distintiva que la hace un personaje distinto y sobresaliente. Nos dan unas pinceladas: demasiado guapa, comisaria de la policía secreta, una infancia traumática... pero adopta una personalidad de perturbada bastante sosa y pasiva. La historia y los personajes podrían haber dado mucho más de sí, pero está bien para pasar el rato. Si os gustaron los libros de Asa Larsson y Camilla Lackberg, dadle una oportunidad porque Kepler os va a gustar.  

En definitiva, El hombre de arena es una historia que te mantiene pegada a sus páginas, pero sin el encanto de la profundidad ni en personajes ni en psicología ni en trama. Debe ser cosa de los suecos, todos hemos estado en Ikea: mucha funcionalidad y poca parafernalia alrededor 



PD: No hay ni un solo "deprisa" bien escrito en toda la novela. Deprisa, no de prisa

Técticas de ligue literarias

Empiezan mis dos semanas de vacaciones y, además de ponerme con trabajos como una loca, es hora de darle un nuevo empujón al blog y resto de canales. Así que, allá vamos. Tengo varias reseñas que haceros con un par de libros "antiguos" (y cuando digo antiguos quiero decir no novedades) y uno recién salidito de imprenta que por ahora no me está decepcionando nada de nada. 

Mientras tanto, para que la espera se os haga amena, os dejo con un chiste de esos que pueblan facebook y que me han hecho reír como una enana. 



¿Y vosotros? ¿Con qué libro os conquistarían en una biblioteca? ¿Tenéis alguna historia curiosa en la biblio?  

¡Suscríbete y recibe la canción del silencio gratis!

* indicates required