Entrevista a Rocío Vega

Hace unos días os traía la reseña de Horizonte Rojo, uno de los últimos libros que había leído. Una auténtica delicia, si me lo permitís. Divertido, ligero y lleno de acción. No sé qué hacéis que no lo estáis comprando ya y leyéndolo. Pero bueno, para convenceros un poco más, hoy os traigo la reseña a su autora, Rocío Vega.

-0-

Hola Rocío y bienvenida a Be Literature. Lo primero es darte la enhorabuena por esa pedazo de historia que es Horizonte Rojo. Es una historia que he devorado en menos de una tarde y me ha encantado, así que la primera pregunta es obligatoria: 

—¿Por qué no nos hablas un poco de la segunda parte que acabas de publicar? 
El segundo número es más íntimo y en él se explora mejor la relación entre personajes. También hay más porno (risas). Una de mis escenas favoritas (y de la editora, también) sale en el dos. Eso no significa que se deje de lado la acción, claro. Kerr sigue dando mamporros y pegando tiros, y nos metemos de lleno en una trama de conspiraciones corporativas y manipulación genética. 

—¿Qué alegrías y penas te ha dado la publicación en digital? 
La primera alegría de lo digital es lo rápido y accesible que es. Con un clic puedes hacerte con cualquier libro de la tienda virtual, así que mucha gente se lo ha comprado por impulso y ha acabado encantada. La pena es que, de la misma manera, aún hay muchos lectores que necesitan un libro de papel para encontrarse a gusto. Me han preguntado sobre la versión física desde el primer día porque prefieren esperar a que lo saquemos así. La buena noticia es que el mes que viene saldrá a la venta el primer volumen con una compilación de los tres primeros números.


—¿Qué ventajas encuentras en las novelettes frente a las novelas tradicionales? 
Yo no había consumido nada en ese formato, pero la verdad es que entra muy bien. Si la novelette es ágil, se lee en un momento, y eso es lo que pasa con Horizonte Rojo. Me han dicho que una vez se abre no se puede dejar. Además, al ser tan episódico tienes una estructura diferente con la que jugar. Me recuerda a una serie. El primer número es el piloto, donde descubres a los personajes, y poco a poco se van revelando detalles de la trama que encajan entre sí mientras se sigue un arco dramático, lo que sería la temporada. Lo encuentro más libre que una novela. 

Horizonte Rojo es una novelette de ciencia ficción con escenas muy subiditas de tono. De toda la historia, ¿qué es lo que más te ha costado escribir? 
Los dos primeros números los escribí muy deprisa, pero el tercero, ahora en proceso de corrección, me ha hecho sudar. La situación es tensa, hay muchas cosas en juego y un paso en falso puede acabar en desastre... Por algo se titula “Sin salida”. 

—Cuéntanos, ¿cómo fue el proceso de creación de una flota tan emocionalmente disfuncional? 
La semilla inicial de Horizonte Rojo fue una partida de rol. P’REZ creó a Kerr y todo el mérito de los conflictos y la mala leche de la capitana es suya. La tripulación la hicimos a medias. Ella me dio unas pautas que eran algo así como “Kirsten es la ingeniera y sabe mucho, Rurik es su mentor y figura paterna, Nutty es el francotirador y da miedo, Bahuer tiene problemas con la autoridad de Kerr y aún así tienen una relación de atracción-repulsión...”. Luego yo cree un trasfondo para cada uno, una personalidad más profunda... y sobre todo un conflicto que implicase un choque con Kerr. Por ejemplo, Kirsten es omnisexual porque Kerr odia a los alienígenas. Quería ver cómo saltaban las chispas... y cómo se las arreglaba la capitana para soportar algo así. 

—Soy de las que creen que todo escritor deja un trozo de su alma en todo lo que escribe, ¿con cuál de tus personajes te identificas más? 
Todos los personajes tienen un poco de mí, sobre todo si hablamos de defectos, pero creo que Kirsten es con la que más me identifico. Compartimos aficiones y creo que las dos intentamos ser buenas personas. Lo curioso es que cuando creé a Kirsten aún no había entendido algunos puntos en los que coincidimos, como la introversión y la tendencia a obsesionarnos con la gente que nos hace sentir bien, como si estuviéramos “colocadas de amistad”. Ahora estoy incorporando eso de manera consciente a su carácter, lo que creo que la hace más profunda. 

—¿Y cuál es tu favorito? (El mío es Nutty, por si eso te sirve para darnos un poco más del pintor en futuros libros). 
¡Muchos lectores me han hablado bien de Nutty! No sale demasiado, pero tiene un par de momentos estelares que han gustado mucho. Es curioso, porque son momentos sangrientos y para nada agradables. ¿Qué dice eso de vosotros? (risas). He tomado nota de vuestra preferencia y he añadido más Nutty en los números venideros. Seguirá por ahí, haciendo de las suyas y dando mal rollo. Mi favorita es Kerr, sin duda. Me encantan los personajes rotos y Kerr tiene muchos agujeros por todas partes. Una lectora me dijo que le parecía un poco gilipollas y es cierto, lo es (risas). Hay que aceptarla como viene. No es buena persona, pero tampoco es mala. En el fondo, está deseando conectar con gente y aprender a transmitir y recibir afecto, que es lo que necesita desesperadamente. 

—Este es tu momento, convence a los lectores de por qué debería hacerse con el ebook de Horizonte Rojo. 
Porque es divertido. Mi mayor pretensión es entretener y creo que con Horizonte Rojo lo he conseguido. Hay acción, hay tiros, hay tías duras con armas, frikis adorables con robots, machotes psicópatas, alienígenas, naves espaciales y viajes a través de agujeros de gusano. Por otro lado, emociona. Creo que los personajes son carismáticos y enganchan, pero están lejos de ser perfectos y cuando cometen errores lo hacen a lo grande. Las escenas eróticas son realistas y cercanas; no me gusta usar artificios ni prosa púrpura, sino ir al grano y contar las cosas como son. Los lectores me han dicho que les han... inspirado, por decirlo de alguna manera (risas). Bien, pues eso pretendía. Por último, me gusta dar visibilidad a temas que por lo general no suelen tocarse en la literatura de género. Horizonte Rojo tiene una protagonista bisexual y muchos otros de los personajes son parte del espectro LGBT+. Como es el futuro, el tema está normalizado y se toca con naturalidad, así que no hay ningún drama al respecto. 

—Háblanos un poco de tus próximos proyectos, anda. Y sé generosa :P 
Me van a publicar en dos antologías de relato corto de las que hablaré cuando sepa más detalles. En cuestión de novela, tengo una trilogía de baja fantasía llamada Guerreros del sol. Se inspira en la Antigua Roma y las dos protagonistas tienen el deber de detener la guerra civil que asola su país. El primer número está terminado y me gustaría publicarlo este año. También tengo pendientes otras historias: Montreim, una novela de fantasía noir ubicada en una ciudad corrupta castigada por una plaga misteriosa, un thriller dieselpunk en el que una periodista investiga una conspiración relacionada con vampiros, una novela de fantasía histórica sobre una sociedad de duelistas y sus intrigas cortesanas que recordará a las historias de Ellen Kushner... Todo ello con protagonistas femeninas y un importante toque LGBT. Escribo lo que me gustaría leer. 

—Kapuscinski decía que “para escribir una buena página, primero has de escribir 100”. ¿Cuáles son tus libros de cabecera? 
Mi libro favorito de todos los tiempos es La historia interminable. Si lo habéis leído de niños, volved a leerlo. Si no lo hicisteis, aprovechad. Y si lo habéis leído ya como adultos, no importa, repetid. Es un libro maravilloso y siempre que lo leo encuentro cosas nuevas. Me gustan mucho las sagas de Geralt de Rivia y Canción de hielo y fuego. Por otro lado, dejando atrás la fantasía, leo mucho a Sarah Waters. 

—Las redes sociales me parecen un fenómeno maravilloso. ¿A ti no? Como escritora 2.0, ¿qué es lo que consideras lo más importante para triunfar es la profesión de escritor? 
Las redes están muy bien porque suplen el trabajo de las editoriales en cuanto a promoción. Ahora, si no eres un grande (y probablemente no lo seas), es imprescindible que uses las redes para dar a conocer tu libro. Da igual que te publiquen o que lo hagas tú mismo: si no te mueves, nadie te compra, ¡pero cuidado con ser pesado! Lo más importante para triunfar (y lo digo como alguien que no ha triunfado aún) es ser constante en todas las áreas. Escribir a diario, leer a diario, promocionarte a diario. Aunque parezca que no, al final se nota. Os lo digo yo, que estuve mucho tiempo sin escribir y me arrepiento. 

—Y por último, échanos una manita, ¿qué consejo le darías a los escritores que han publicado o intentan publicar su libro? 
Hace poco comentaba Jordi Serra i Fabra los peligros de la autopublicación y las editoriales piratas que se aprovechan de la ilusión de los escritores novatos, y suscribo sus palabras. Es muy fácil poner el punto y final al último capítulo de la novela y dejarse llevar por la ilusión de publicar, pero no se puede hacer. Hay que guardar la novela en un cajón, empezar otro proyecto y seguir aprendiendo. Semanas después, cuando abramos el cajón y leamos nuestra historia con ojos frescos, podremos empezar el largo proceso de la corrección. Y digo largo porque suele implicar varias reescrituras, dárselo a leer a gente que no nos quiera demasiado para que lo critique (porque a nuestros padres y parejas les gusta todo lo que escribamos, por suerte y por desgracia), volver a escribir, volver a leer... Y al final, si consideramos que ya no podemos hacer más, entonces sí, publicar. Con mil ojos para que nadie nos estafe si nos publican y con mucho mimo si autoeditamos, claro. No os preocupéis, que publicar siempre se puede hacer. Lo importante es hacerlo bien.

Muchísimas gracias por esta entrevista, Rocío, y muchísima suerte en esta carrera que espero que sea larga y llena de éxitos.

Puedes comprar Horizonte Rojo AQUI

No hay comentarios

Siéntete libre de decir y opinar lo que gustes, siempre desde el respeto.
Nada de SPAM, por favor.
Para consultar personales, escríbeme a correo: beliterature@gmail.com

¡Suscríbete y recibe la canción del silencio gratis!

* indicates required