¿Por qué escribimos novela romántica?

Dedos de enamorados enlazados para representar a la literatura romántica
Todos tenemos un romántico dentro, sólo tienes que sacarlo
Está bien, lo admito, soy una romántica empedernida. Soy de esas que cierran el libro cuando el Rochester de turno se declara a Jane o de las que van a darle el coñazo a su novio porque no entra espada en mano en un castillo en llamas a socorrerme (ni que decir que ni tengo castillo ni espada, claro. Pero esos son detalles sin importancia)

¡Suscríbete y recibe la canción del silencio gratis!

* indicates required